FANDOM


La primera parte es Exito repentino

CAP 30: LA DOBLE VENGANZAEditar

La pelea comenzó. Machoke le dio un puñetazo en la cara a Saúl, que le dio un rodillazo y varias patadas que Machoke bloqueó. Machoke le agarró y le tiró al suelo, cayendo junto a él

Canela

Algunas imágenes de Saúl peleando como una bestia

A su vez, Marcial le pateó la cabeza a Saúl, que estaba en el suelo sin poder defenderse. Para defender a Saúl, José le dio una patada a la cabeza a Marcial por la espalda. Marcial cayó al suelo instantáneamente, justo encima de Saúl, pero seguía consciente.

En el suelo, Marcial y Saúl seguían pegándose. Saúl le daba codazos en la cara a Marcial y Marcial le iba arrancando varios dientes a puñetazos.

Jose bena

José también ha partido varias caras en la vida real

De pie, José se lanzó a por Machoke y le propinó un rodillazo a la nariz. Machoke sintió cómo su nariz crujía pero no se distrajo, y propinó a José varios golpes a la cara. José se tragó una brutal patada a la cara que le había propinado Machoke y se desequilibró, momento que Machoke aprovechó para intentar dejarle KO. Comenzó a destrozarle la cara a puñetazos, sin que José pudiera defenderse, pero aguantaba de pie.

En el suelo, Saúl agarró a Marcial del cuello e intentó un estrangulamiento. Marcial empezó a sentir que no podía respirar y comenzó a replantearse si rendirse golpeando muy fuerte al suelo. Aguantaría la respiración muy poco más, y solo esperaba que Machoke se diera cuenta de su problema y pudiera defenderle.

De pie, Machoke estaba luchando con José, que casi no podía mantener los ojos abiertos. Machoke saltó, y le dio una brutal patada en el aire. José cayó al suelo, inconsciente. Unos médicos le sacaron del ring arrastrándolo. en cuestión de segundos y sin interrumpir la pelea.

Marcial estaba a punto de ser estrangulado, pero Machoke se dio cuenta y le dio una brutal patada en el costado a Saúl. Saúl aflojó sus manos y cayó al lado de Marcial. Se puso de pie, y Marcial también. Era un 2 contra 1.

Machoke: Estás perdido.

Machoke y Marcial comenzaron a llevar a Saúl contra las cuerdas. Marcial comenzó a golpearle en el abdomen, pero solo para distraerle. Saúl se protegió la zona del abdomen, momento que Machoke aprovechó para darle un brutal puñetazo en toda la cara que le dejó inconsciente, ero la pelea no había terminado, porque las peleas acaban cuando un contrincante se rinde o está inconsciente en el suelo, pero la pelea no había terminado, porque aunque Saúl estaba inconsciente no estaba en el suelo: había caído en las cuerdas.

Árbitro: ¡Está apoyado en las cuerdas! ¡Que siga el combate!

Saúl no hablaba, ni se movía. Solo sangraba, inconsciente, y no podía rendirse porque no podía golpear el suelo. La pelea estaba ganada para Machoke y Marcial, pero aun no había terminado. Muchos espectadores giraron la cabeza para no verlo, porque sabían que iban a presenciar una brutal paliza.

Machoke: ¡¡TE DAREMOS TU MERECIDO!!

Machoke y Marcial se acercaron a él y comenzó la paliza. Machoke cargó cada uno de sus puñetazos y se lo propinó en la cara con una fuerza sobrehumana. Marcial hizo lo mismo. El rostro de Saúl ya era irreconocible, no paraba de sangrar, tenía una ceja partida, un pómulo destrozado, los ojos morados, la nariz destrozada... Pero la pelea seguía.

Machoke: ¡¡NO VA A QUEDAR NI RASTRO DE TU CUERPO!!

Dejaron de centrarse en la cara y comenzaron a golpearle el torso. Le dieron puñetazos y patadas a los pectorales y abdominales, y también varias patadas a las piernas. Le sangraban las rodillas, y tenía el cuerpo completamente lleno de moratones enormes, pero seguía contra las cuerdas.

Machoke: Marcial, déjame un segundo.

Marcial se apartó y Machoke se alejó hacia la cuerda contraria. Se acercó hacia él corriendo y le propinó un BESTIAL PUÑETAZO A LA CARA con salto incluido. La sangre saltó hasta la última fila de las gradas, junto con algún diente que todavía le quedaba, incluso los de la última fila escucharon cómo crujía esa nariz desviada hacia un sitio no habitual. Tanta fuerza tenía el puñetazo que Saúl cayó al otro lado del ring de cabeza. Por fin estaba inconsciente en el suelo, y ya había acabado el combate. El público ovacionaba a Machoke y Marcial, mientras que los sanitarios atendían rápidamente a Saúl y le llevaban en ambulancia al hospital.

Médico: Está muy grave, Rápido, o no sobrevivirá.

Machoke: ¡SE LO PENSARÁ MEJOR LA PRÓXIMA VEZ ANTES DE VACILARME!

Marcial: ¡BIEN DICHO!

Todo el público vitoreaba a Machoke y Marcial y se reían de Saúl y José. Tras una gran celebración, Machoke y Marcial volvieron a casa.

Lucario: Casi acabais con Saúl para siempre. Eso ha estado muy bien, chicos. Ha sido una gran pelea, y les habeis humillado.

CAP 31: LA VERDADERA FUERZA DE LUCARIOEditar

Luca actor

La imagen del actor que se parece a Lucario

Esa misma noche, Machoke, Marcial y Lucario vieron una película. En ella, uno de los personajes salía en un momento determinado disparando un arco sin camiseta.

Marcial: Mira, Lucario, se parece a ti.

Lucario: Bueno, no sé...

Machoke: No, Lucario está más cachas.

Marcial: Y tú que sabes, si nunca hemos visto a Lucario sin camiseta

Lucario: Es verdad.

Marcial y Lucario rieron.

Machoke: Si le he visto.

Lucario: ¿Sí? ¿Cuándo?

Machoke: Cuando me inscribí al torneo en el que habían pruebas de fuerza, resistencia, flexibilidad y velocidad... En una prueba había que nadar en una piscina y te vi sin camiseta.

Lucario: Ah, es verdad.

Machoke: ¡Y qué músculos! No sé cuándo haces ejercicio, pero te conservas muy bien.

Marcial: ¿Qué edad tienes?

Lucario: 20 años.

Marcial: ¿20? No jorobes, eres demasiado sabio.

Lucario: Físicamente los aparento, tanto de cara como de cuerpo, ¿no?

Marcial: Sí.

Lucario: Pues si aparento 20 años, hagamos que tengo 20 años.

Marcial: Eeh...

Marcial se había perdido un poco, pero se quedó con la idea principal, que era que aunque Lucario era una persona bastante mayor, conseguía aparentar 20 años.

Machoke: Si ahora mismo te hubiera conocido, te diría que tienes 20 años, sí. Mira, enseña lo que es una buena tableta a Marcial.

Lucario se sonrojó.

Lucario: No, hombre, no...

Todos rieron, y Machoke insistió.

Machoke: Vas a ver lo que es estar fuerte de verdad.

Machoke le levantó la camiseta a Lucario y le enseñó a Marcial los bestiales abdominales que tenía.

Machoke: Puro acero.

Un escalofrío recorrió el cuerpo de Marcial

Marcial: Ostras... ¿Estás fuerte, eh?

Lucario: Un poco.

Lucario seguía sonrojado, y Machoke y Marcial reían.

Lucario: Anda, a dormir.

Esa noche, Machoke y Marcial hablaron de lo sucedido.

Machoke: Yo quiero ver cuánto de fuerte es Lucario

Marcial: Y yo... Hay que ponerle a prueba.

Machoke y Marcial no durmieron, se dedicaron a buscarle una pelea a Lucario para el día siguiente, y al final lo consiguieron.

A la mañana siguiente, le dieron la noticia de repente.

Machoke: Lucario, hay alguien que dice que quiere pelear contra ti.

Lucario: ¿Contra mí? ¿A qué te refieres?
Badr

Este es Badr Hari, boxeador profesional que se ha visto envuelto en muchas peleas

Machoke: Este es tu rival. Se llama Badr Hari.

Lucario: Le conozco, es un gran boxeador.

Machoke: Ya sabrás que es muy violento y ha estado muchas veces en la cárcel...

Lucario: Sí, es un tipo peligroso.

Machoke: Pues dice que quiere acabar contigo.

Lucario: Oh, vamos, no me hagas reír. Les partiré la cara a ese tipejo.

Lucario chocó sus dos puños y fue al gimnasio. Machoke y Marcial le observaban. Hacía las flexiones y otros ejercicios a una velocidad sobrehumana. Incluso llegó a pedir a Machoke y Marcial que se sentaran en su espalda para hacer flexiones con más peso, y no se inmutó. Levantó unas pesas que Machoke era incapaz de levantar con una increíble facilidad. Machoke y Marcial pensaban que era el Pokemon más fuerte y musculoso del mundo, y las venas de su cuerpo parecía que iban a estallar de tanta fuerza.

Marcial: Pobre Badr Hari. Se lo va a cargar.

Más tarde, fueron al recinto de la pelea, que era el mismo que el de la pelea doble de Machoke y Marcial. Tras algunos minutos en la sala de espera en los que no coincidió con Badr, saltó al ring. Se encontró all´ia Badr ya listo para la pelea. Se quitó la camiseta, ante el asombro del público ante tal musculatura, y comenzó la pelea.

Lucario al principio no atacó. Badr le lanzó rodillazos, codazos, puñetazos y patadas a Lucario, que las esquivó todas a la velocidad del rayo. Lucario aprovechó uno de los esquivos y le dio un puñetazo en el estómago. Aunque los abdominales de Badr parecían pura fibra indestructible, Lucario le hizo mucho daño. Badr se echó para atrás y posó sus manos en el estómago para aliviar el dolor. Lucario aprovechó que Badr estaba indefenso, se acercó a él, y le pegó un brutal puñetazo a la cara. Mientras Badr caía al suelo brutalmente, sul tabique nasal se desvió
Hari

Lucario dejó KO a este tío

con un potente crujido, notó que había perdido varios dientes y liberó un chorro de sangre por la boca y otro por la nariz. Cayó al suelo boca abajo, y pocos segundos después, la zona de su alrededor estaba rodeada de sangre. Estaba KO.

Machoke: ¡VAYA PALIZA!

Marcial: ¡SE LO HA CARGADO CON SOLO DOS GOLPES!

Lucario sonreía levemente. Vio que un grupo de médicos posaba a Badr en una camilla y se lo llevaba al hospital.

CAP 32: LA TRAMPA DE LA BANDAEditar

Lucario se puso una camiseta de manga corta y salió del recinto con Machoke y Marcial.

Lucario: No me digais nada de la pelea y seguidme.

Machoke y Marcial siguieron a Lucario, que fue a un gimnasio pequeño que había dentro del recinto de la pelea. Allí, cogió 3 cascos.

Lucario: Ponéoslos.

Lucario, Machoke y Marcial se pusieron los 3 cascos.

Lucario: Esperad un segundo.

Lucario apretó fuertemente su casco, el de Machoke y el de Marcial. Con una llave, los fijó a sus cabezas por completo.

Lucario: Estos cascos no se abrirán por nada del mundo.

Lucario reservó una taquilla y metió en ella las llaves. Cerró la taquilla con candado.

Machoke: ¿Por qué nos ponemos cascos?

Lucario: Por precaución.

Salieron del pequeño gimnasio. A la salida, se encontraron con la banda de Badr.

Lucario: Lo sabía.

Eran solo 3.

Lucario: No me creo que seais solo tres...

En ese momento, alguien por las espaldas le inyectó un somnífero a Lucario, que se desmayó en el instante.

Machoke: ¡Lucario!

Otros 20 miembros de la banda de Badr aparecieron y redujeron a Marcial y Machoke. La misma persona les inyectó un somnífero a los dos también. Los 3 estaban inconscientes.

Cuando despertaron, estaban en medio del bosque, rodeados de 30 personas con mala pinta.

Jefe: ¡¡NO SALE SU CASCO!!

Cuando Lucario fue más consciente de la situación, se dio cuenta de que estaba atado de manos y piernas a un árbol, dando la espalda al tronco. Su casco aun estaba puesto. Machoke y Marcial estaban a algunos metros, también atados de manos y piernas a un árbol, dándole la espalda al tronco.

Lucario: ¡Soltadme! ¡Asquerosa pandilla de Badr Hari!

Lucario se dio cuenta que tenía su fina camiseta de manga corta blanca algo rota. Pensó que le habían llevado hasta ese lugar arrastrándole, y por eso tenía parte del torso al aire. También sintió algo de dolor en el cuello, y pensó que le habían intentado arrancar el casco sin éxito, ya que era imposible. Él ya sabía que era muy posible que la banda del conflictivo Badr le esperase a la salida si ganaba.

Lucario: ¡Asquerosos! ¡Soltadme y nos pegamos si sois hombres!

Jefe: ¡CÁLLATE!

El jefe se acercó a Lucario y terminó de arrancarle la camiseta, dejando sus marcadísimos músculos al descubierto.

Lucario: No tengais envidia de estos músculos, panda de bichejos.

Jefe: A ver, musculitos, no te recomiendo que gastes tus últimos segundos de vida vacilándonos.

El jefe le dio un puñetazo con rabia en los abdominales a Lucario, se giró y habló al resto de la banda.

Jefe: No va a ser tan fácil matarlo como pensábamos. El muy cabrón sabía que le esperaríamos, y se ha puesto el casco. Es imposible quitárselo, así que no vamos a poder partirle la cara como habíamos planeado.

Pandillero: ¿Cómo lo matamos, entonces?

Jefe: Bueno, nos va a costar un poco más pero lo conseguiremos. Hay que golpearle en el torso. Le causaremos muchas heridas y alguna puñalada le afectará al corazón. Estaremos aquí varias horas, pero valdrá la pena. Dadle puñetazos, patadas, codazos, rodillazos... El objetivo es matarle. Vamos, demostrad todos estos meses de gimnasio.

Pandillero: No será tan difícil.

Jefe: Tiene los músculos de acero, os lo aseguro. Dejadme empezar a mí

El jefe se acercó a Lucario, que intentaba resistirse. El jefe le asestó un brutal puñetazo a Lucario en los abdominales. Siguió con una patada en el pecho y varios codazos a los abdominales de nuevo.

Lucario: ¡AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAH!

Marcial: ¡ASQUEROSOS COBARDES! ¡¡PEGADNOS A NOSOTROS TAMBIÉN!!

Jefe: Con vosotros iremos mañana, preferimos centrarnos solo en uno.

Los pandilleros se fueron acercando a Lucario y dándole una paliza a Lucario. En ese momento anocheció y no se podían ver las heridas de Lucario. 

Lucario: ¡AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAH!

Los gritos de Lucario eran desgarradores y de puro dolor. Machoke y Marcial intentaban no mirar y no podían evitar las lágrimas, a la vez que insultaban. Lucario se retorcía con cada uno de los golpes.

Lucario: ¡AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAH!

Puñetazos, codazos, patadas, rodillazos... Los músculos de Lucario tuvieron que aguantar todo tipo de golpes, así durante unas 6 horas continuadas de salvajismo por parte de la banda.

Lucario: ¡AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAH!

De repente, Lucario dejó de gritar. Su cuerpo quedó inerte, con su cabeza hacia abajo por el efecto de la gravedad. No se movía ni se quejaba al recibir los golpes.

Jefe: Ya está. Lo habeis matado, bien hecho. Badr se alegrará de oir esto.

Machoke y Marcial rompieron a llorar. Jamás habían llorado desde que eran pequeños, pero tenían motivos. Habían visto con sus propios ojos cómo mataban a Lucario sin que ellos pudieran hacer nada.

Machoke: ¡CABRONES! ¡PANDA DE CABRONES SOLTADME Y OS DESTROZO LOS HUESOS UNO POR UNO!

Todos se reían de Machoke, que no podía hacer nada. En ocasiones, Machoke y Marcial miraban a Lucario, pero veían su cuerpo interte aun atado al árbol.

Jefe: Ya se está haciendo muy de noche. Mañana terminaremos con Machoke y Marcial.

La pandilla de Badr se alejó del lugar perdido en el monte en el que estaban, mientras dejaban a Machoke y Marcial a su suerte.

CAP 33: LUCARIO PUEDE CON TODOEditar

Marcial: Si pudiera les mataba con mis propios puños.

Lucario: Y yo.

Lucario despertó de repente.

Machoke: ¡¡¡¡LUCARIO!!!! ¡ESTÁS VIVO!

Marcial: ¡¡¡¡¡¡¡LUCARIO!!!!!!!!!! ¡¡¡¡PENSÁBAMOS QUE TE HABÍAN MATADO!!!!!

Machoke y Marcial recibieron la mayor alegría de su vida al oir hablar a Lucario.

Lucario: Tranquilos, estoy bien. No me han hecho ni pizca de daño. Menos mal que tuve la idea de que llevar un casco...

Machoke: No lo entiendo muy bien lo del casco...

Lucario: Ya te lo contaré. Primero, tenemos que desatarnos.

Machoke y Marcial se revolvieron durante un buen rato, pero no consiguieron nada. En ese momento, les alcanzó un frío terrible acompañado de lluvia. Machoke y Marcial recordaron que Lucario estaba sin camiseta y temieron por su salud.

Machoke: Lucario, debes estar helándote de frío... Vas con el cuerpo al aire.

Lucario: ¿Frío? Para nada. Mis músculos no lo sienten.

Marcial: No intentes hacerte el duro ahora.

Lucario: En serio, no siento el frío.

Machoke: Quizá te protejan todos esos músculos.

Lucario: Puede ser.

Para intentar soltarse, Lucario pegó sus fornidos abdominales a las cuerdas.

Marcial: ¿Qué haces? ¡Te vas a quemar los abdominales si frotas!

Lucario: ¡Os he dicho que no siento dolor en los músculos!

Lucario empezó tirar muy fuertemente hacia el lado opuesto del árbol.

Machoke: ¿Qué intentas hacer? ¡Así es imposible romper las cuerdas!

Lucario: ¡¡¡¡AAAARGH!!!

Lucario seguía haciendo mucha fuerza.

Lucario: ¡¡AAAAAAAAAAAAAARGH!!

De repente, algo empezó a crujir.

Marcial: ¿Qué es eso?

Lucario: ¡AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAARGH!

El crujido fue cada vez más fuerte, y en una demostración de fuerza bruta, Lucario arrancó el árbol. El árbol seguía unido a su espalda, pero sus raíces estaban separadas del suelo. Lucario estaba cargando el árbol a sus espaldas.

Marcial: ¡QUÉ BARBARIDAD! ¡¡ESE ÁRBOL DEBE PESAR TONELADAS!!

Se notaba que Lucario estaba haciendo muchísima fuerza para mantenerse en pie por la tensión de sus músculos. De repente, se lanzó al suelo boca abajo, con el árbol a sus espaldas, y comenzó a frotar las cuerdas contra unas piedras. Consiguió que se rompieran las cuerdas y quitó el árbol de sus espaldas. El árbol cayó al suelo, y Lucario ya era libre. 

Lucario: Me cago en la hostia, vámonos de aquí de una puta vez.

Lucario arrancó las cuerdas que ataban a Machoke y Marcial a sus respectivos árboles con sus propios brazos. Por fin eran libres los tres, y volvieron a casa.

Lucario: Quitaos ya los cascos.

Se quitaron los cascos, y vieron las caras de susto y cansancio que tenían. Habían estado a punto de ser asesinados.

Machoke: ¿Y estos de los cascos, por qué era?

Lucario: Vereis... Yo siempre he sabido lo que le pasaba a los boxeadores que ganaban a Badr Hari. Cuando los gané, pensé en que me esperarían para matarme. Por eso cogí un casco y os dije que cogierais otro.

Marcial: ¿Para qué?

Lucario: Por un sencillo motivo: Yo sabía que primero me intentarían matar a mí, pero a lo largo de mi vida he adquirido esta musculatura tan definida que podeis observar, y eso hace que no me duela absolutamente ningún golpe al torso, ni siquiera los noto. Esto les obligaba a golpearme en la cara, por eso cogí los cascos.

Machoke: Yo ya sabía que estabas muy fuerte desde el primer día que te vi sin camiseta...

Marcial: Ojalá algún día podamos conseguir esos abdominales de acero...

Lucario: Vais por muy buen camino, estais muy duros también vosotros.

CAP 34: DECEPCIÓNEditar

Al día siguiente, Lucario interrumpió a Machoke y Marcial en el gimnasio y les dijo que había conseguido otras dos peleas, una para cada uno.

Lucario: Os he buscado peleas contra boxeadores novatos.

Marcial: ¡Pero no quiero partirle la cara a un novato, prefiero destrozársela a un hombre fuerte!

Lucario: Son fuertes, muy fuertes. Son modelos de una agencia, y la agencia les obliga a boxear para mantenerse en fuerza.

Machoke: Perfecto.

Aquiestaelprimero

Este era el rival de Marcial

Al día siguiente, Lucario volvió y les dio una mala noticia.

Lucario: Ya estaba todo planeado, pero al final no podrás pelear, Marcial.

Marcial: ¿POR QUÉ?

Lucario: Tu rival se ha retirado al saber que eras tú el boxeador oponente, te tiene miedo.

Marcial: ¡MENUDO COBARDE! ¡SE NOTA QUE NO TIENE LAS PELOTAS QUE TIENE UN VERDADERO BOXEADOR, SOLO ES UN SIMPLE MODELO!

Machoke: ¡Así se habla!

Marcial: ¡Y seguro que tu rival también es un cobarde y se rinde!

Lucario: No, el rival de Machoke no se ha rendido... Ya ha visto que tiene que pelear contra ti y no tiene ningún problema.

Machoke chocó sus puños.

Machoke: Pues debería retirarse, porque le voy a dejar la cara de tal manera que nunca podrá volver a ser modelo.

Marcial aprovechó para irse al gimnasio.

3fotos

Este es el valiente que se atreve a enfrentarse contra Machoke

Lucario: Mira, Machoke, este es tu rival. Se llama Nick y le encanta el deporte, ya ves el resultado en sus músculos.

Machoke: Sí.

Lucario: Es normal, es modelo y vive de su físico: de su cara y de su cuerpo.

Machoke: Pues creo que le voy a jubilar, porque pienso deformarle esos músculos.

Lucario: No te creas, no va a ser tan fácil. Lleva meses entrenando y ya ha boxeado alguna vez. De hecho, ha ganado muchos combates.

Machoke: Entonces es fuerte...

Lucario: Sí, mucho. Mira este vídeo.

Lucario enseñó a Machoke el último vídeo de una pelea del rival de Machoke

Nick Blackwell v Martin Concepcion for the English Middleweight title19:23

Nick Blackwell v Martin Concepcion for the English Middleweight title

Esta es la paliza que Nick le pegó a su rival. Sigue los comentarios en la historia gracias a Lucario

Lucario: Se llama Nick Blackwell. Mira qué paliza.

Comenzaron a ver el vídeo de la derecha Lucario y Machoke juntos (TIENES QUE VERLO), y Lucario le comentaba los golpes y lo que sucedía, para que Machoke lo tuviera en cuenta.

Lucario: Nick es el que tiene el tatuaje en la espalda. Mira desde 4.06 hasta 4:19, Nick es todo el rato el que golpea. Incluso consigue hacer que su rival vaya retrocediendo del miedo.

Machoke: Es un tipo valiente.

Lucario: Sí. Ahora mira a partir de 4:38. ¡Mira qué puñetazo a la cara!

Machoke: Seguro que le voló algún diente.

Lucario: Sí, seguro. Ahora quiero que mires el golpe del rival en 4:32, presta atención al sonido.

Machoke: ¡WOW! ¡Duro como el acero!

Lucario: ¿Has oído ese puñetazo al abdomen de Nick? ¡Ni le ha dolido! Ni siquiera ha hecho el más mínimo gesto de dolor.

Machoke: Tiene los abdominales tan duros como tú. Bueno, eso es imposible.

Ambos ríen. Lucario se sonroja un poco.

Lucario: Bueno... Sigamos por el minuto 4:47. En teoría, mientras suena la sirena no se puede golpear, pero el da un par de golpes duros a su rival, incluso yo creo que le insulta o le provoca antes de llegar a su esquina. No es trigo limpio.

Machoke: Bueno, pensándolo bien yo tampoco lo soy del todo. El objetivo es machacar a tu rival sea como sea.

Lucario: Si esa es tu forma de ser no podré cambiarla... Así que sigamos por 7:00. Mira esta combinación de golpes en la que libera toda su rabia.

Machoke: Sí que es fuerte, sí. Y bestia.

Lucario: Eso parece. Ahora vamos con una secuencia desde 11:30 hasta 12:00. Mira los demoledores golpes de Nick. Se aprecia perfectamente que solo quiere destrozar a su rival y solo usa la fuerza bruta.

Machoke: Y mira los dos gestos que hace en 11:43 al rival. En ese momento ha dejado de respetarle y solo le provoca, seguro que quiere decir algo así como: ``Ven aquí y pégame si te atreves´´. Yo también suelo hacerlo.

Lucario: Sí, alguna vez te he visto haciéndolo. Terminemos con el final de la pelea. Fíjate en cómo le golpea incluso cuando el rival no se puede defender y está a punto de caer al suelo.

Machoke: Sin piedad, como debe ser.

Tras otro par de horas en el gimnasio, fueron al recinto de peleas. Allí fue el pesaje. La verdad es que Machoke se dio cuenta de que Nick estaba verdaderamente fuerte.

Al día siguiente, fue la pelea. No hay mucho que contar, ya que Machoke no duró ni un asalto: Nick le noqueó de un puñetazo en la cara y Machoke cayó al suelo.

Al llegar a casa, Lucario le echó una buena bronca, que se extendió también a Marcial.

Lucario: ¡ÚLTIMAMENTE NO GANAIS NUNCA! ¡TOMAOS MÁS EN SERIO VUESTROS ENTRENAMIENTOS! ¡NO PARECEIS BOXEADORES! ¡NO SABEIS PEGAR! ¡PEGAIS COMO UNAS NENAS!

Machoke: ¿¡CÓMO UNAS NENAS!?

Marcial: ¡¿QUÉ ESTÁS DICIENDO?!

Machoke y Marcial desataron la furia con la pared de su propia casa y la emprendieron a puñetazos. Se formó alguna grieta y Lucario les detuvo.

Lucario: ¿¡QUÉ NARICES ESTAIS HACIENDO!?

Lucario se acercó a Machoke y conectó un brutal derechazo directo a su mandíbula que le tiró al suelo. Hizo lo mismo con Marcial.

Lucario: ¡IMBÉCILES!

Machoke: mi... boca...

Marcial: duele... mucho...

Lucario: Mañana cuando os hayais calmado hablamos. ¡Adiós!

Lucario se fue con un portazo. Machoke y Marcial consiguieron ponerse en pie y recapacitaron.


CAP 35: DELGADEZ EXTREMA PERO FUERZA BRUTAEditar

Al día siguiente, cuando llegó Lucario, lo primero que hicieron los tres fue pedirse perdón mutuamente.

Lucario: Bueno chicos, para recuperarnos de este bajón os voy a inscribir a la UFC.

Machoke: ¿La UFC? Ahí estuvimos hace poco y eran todos muy fuertes.

Lucario: Sí, pero os inscribisteis en peso medio y ahora os inscribireis en el peso pluma, que debería ser más fácil porque los luchadores pesan menos.

Marcial: ¡Esa categoría es de tirillas!

Lucario: ¿Tirillas? No, no son tirillas, son gente delgada.

Machoke: A mí me parece bien.

Marcial: Bueno, venga...

Lucario: Las reglas son igual que en la UFC, con los pesajes, las peleas... Pero para entrar en esa categoría teneis que adelgazar y perder la grasa muscular que teneis.

Machoke se levantó la camiseta y enseñó los abdominales.

Machoke: ¿Grasa? Yo no tengo de eso.

Lucario: Me refiero a la grasa muscular. Es muy bueno tener grasa muscular, pero también pesa y vais a tener que deshaceros de ella.

Lucario se acercó a Machoke y palpó sus abdominales.

Lucario: Todo esto es grasa muscular. Solo los que somos musculosos tenemos de eso, y repito que es muy bueno tenerlo. La grasa muscular se encuentra en la superficie de nuestro cuerpo, de hecho yo también tengo.

Marcial: ¿Y cómo se quita eso?

Lucario: Muy fácil. Primero, teneis que reducir las sesiones de gimnasio, porque ya teneis mucho músculo y eso lo que haría sería seguir aumentando vuestra grasa muscular. Y segundo, hay que aumentar las actividades ejercicios largos e intensos, como el atletismo o la natación, incluso también golpear al saco de boxeo. Eso disminuirá la grasa muscular.

Marcial: ¿Y cómo se nota que hemos disminuido nuestra grasa muscular?

Lucario: Es simple. Vais a adelgazar muchísimo y se os van a marcar los músculos y las venas una barbaridad. Vosotros lo notareis, tranquilos.

Machoke: ¿Estaremos fibrosos?

Lucario: Sí, al máximo. Más que en los huesos, estaréis en los músculos. Todos los músculos de vuestro cuerpo se marcarán al natural en vuestra piel, es como si vierais vuestro cuerpo por dentro, ya que ahora no habrá barrera entre los músculos y la piel.

Comenzó el entrenamiento brutal que duraría un mes. Machoke y Marcial se pegaron una paliza tremenda corriendo, nadando y pegando al saco. Todos los días sudaron chorros de agua. Tres días antes, Lucario les citó para ver cómo les iba.

Lucario: Vamos a ver esos músculos.

Machoke y Marcial se quitaron la camiseta. Ahora estaban muchísimo más delgados pero con los músculos más marcados que nunca. No tenían nada de grasa muscular, su cuerpo era puro músculo.

Lucario: ¿Qué sentís al tocaros los abdominales ahora?

Machoke: Es una sensación extraña. Es como si estuviera tocando mi cuerpo pero por dentro, la verdad es que es muy gratificante.

Lucario se acercó a Marcial.

Lucario: Es imposible pellizcaros porque no os sobra nada de piel donde agarrar.

Lucario intentó pellizcar a Marcial pero no pudo porque no le podía coger la piel.

Marcial: ¡Me gusta!

Lucario: Bueno, al acabar el torneo volvereis a estar como siempre. Sé que a vosotros os gusta, pero no es del todo sano estar así de delgado mucho tiempo. No podeis pesar más de 55 kilos y vuestro problema es que sois altos. La mayoría de boxeadores de esta categoría son bajitos, por eso ellos no tienen que adelgazar tanto.

Lucario les mostró ahora quiénes eran los competidores del torneo ylas normas.

Lucario: El torneo consiste en que cada boxeador se enfrenta a 8 boxeadores. El que gane a más boxeadores será el vencedor del torneo. En caso de empate a victoria entre dos o más boxeadores, estos se enfrentarían para determinar al ganador.

Machoke: ¿Y quiénes son mis 8 rivales?

Lucario: Tus 8 rivales son los de la imagen que tengo aquí (mirar foto de abajo). Los tuyos serán los de las dos columnas de la izquierda y los de Marcial los de la derecha. En total el torneo dura 8 días, aunque puede que dure algún día más si hay empate a victorias. Ambos os pesais y peleais el mismo día, primero se pesa Machoke, luego Marcial y después pelea Machoke y luego Marcial.

Los 16

Aquí están sus rivales. Parece que Machoke y Marcial no son los únicos que tienen unos músculos impresionantes...









CAP 36: MIDIENDO LAS FUERZASEditar

Primera pelea

Machoke VS Joseph Benavidez

Joph

Joseph Benavidez

A Machoke le habían comentado que Joseph era el rival más fácil del torneo. No tenía tanto músculo como el resto y no era demasiado fuerte.

En el pesaje, Joseph pesó 55 kilos exactos (el máximo), y Machoke 53,9 kilos. En el cara a cara Machoke le humilló porque señaló sus los abdominales no demasiado esculpidos de Joseph y luego sus extraordinarios abdominales mientras todos los fotógrafos sacaban fotos. Joseph prometió que le partiría la cara en la pelea.

En la pelea, Machoke aprovechó la debilidad de los músculos de Joseph para golpearle ahí e intentar destrozarle el hígado, y así lo hizo. No le destrozó el hígado, pero le causó tanto dolor que Joseph no dejaba de protegerse esa zona. Machoke aprovechó esa desprotección de su cara para saltar, darle una patada giratoria en el aire y golpearle con su durísima espinilla en la cara para terminar rompiéndole la mandíbula. Joseph estaba KO con una mandíbula rota.

Machoke ya tenía un punto.


Marcial VS Eddie Wineland

EW

Eddie Wineland

Lucario le había dicho a Marcial que Eddie tenía una herida reciente muy grave encima de la ceja de su ojo izquierdo que le hicieron en una pelea, por lo que Marcial tenía claro que era ahí donde debía golpear.

En el pesaje, Eddie pesó 52 kilos y Marcial 51,5. En el cara a cara Marcial se dio cuenta de la grave herida que Eddie tenía cosida encima de la ceja.

En la pelea, Marcial sabía que no debía tener piedad y empezó a golpearle justo en su golpe débil. Le abrió completamente la herida con un codazo brutal. Eddie empezó a sangrar a chorros, por lo que pidió que se parase la pelea. Había aguantado todo lo que había podido pero sangraba demasiado, incluso Marcial estaba manchado de su sangre. Eddie tuvo que retirarse del torneo para curar su herida y reposar alejado de las peleas durante un tiempo.

Marcial ya tenía un punto y había mandado a un rival al hospital.


Segunda pelea

Machoke VS John Dodson

JD

John Dodson

Lucario le contó a Machoke que John Dodson era muy bajito, por lo que Machoje dedujo que sería fácil darle rodillazos y patadas a la cara.

En el pesaje, Machoke se burló de la altura de John delante de todo el mundo y se agachó para estar a su altura.

John: ¿Y nunca te ha partido los dientes un bajito?

Machoke: No, pero pensándolo bien estás a la altura perfecta para comerme la...

John: Di la palabra si te atreves.

Machoke: ...

John: Dila, vamos, y así te parto la cara delante de todo el mundo.

Machoke ... polla.

Justo cuando Machoke terminó de decir la última letra, John le asestó un puñetazo a la cara sin guantes, a puño limpio. Machoke no se lo pensó dos veces y le devolvió el puño. En ese momento saltaron las fuerzas de seguridad a separarlos, y fueron necesarios hasta 30 personas, ya que la fuerza de ambos era increíble. Prometieron matarse mutuamente en la pelea de la tarde.

Y ya en la pelea, fue Machoke el que dio una lección a John, de principio a fin. Aún seguía con el enfado del pesaje, así que tras una brutal paliza, tiró a John al suelo. La pelea no se paró, porque John estaba con los ojos abiertos y no estaba KO. Estaba intentando moverse pero no podía. En ese momento Machoke fue justo hacia la esquina contraria del ring, corrió hacia el semi-inconsciente cuerpo de John y le dio una brutal patada en la cabeza, como quien da una patada a un balón de fútbol con todas sus fuerzas. Machoke había ganado, y no quisó ver el estado en el que había quedado la cara de John, que fue al hospital de urgencia, porque sabía que se la habría destrozado.

Machoke lleva dos puntos.


Marcial VS Ivan Menjivar
IM

Ivan Menjivar

A Marcial le habían comentado que Iván no era un rival muy difícil. Marcial en el pesaje se dio cuenta de que Iván no estaba tan fuerte como él. Iván pesó 54,9 kilos. Marcial se puso a su lado y le humilló comparando sus esculpidos abdominales con la tableta menos desarrollada de Iván, como había hecho Machoke con Joseph el día anterior.

En la pelea, a Marcial le sucedió algo inédito: Justo antes de que diera comienzo la pelea y con los dos boxeadores preparados para luchar, Iván se desmayó. Marcial se pusó fanfarrón y dijo que se había desmayado por miedo, de hecho todo el mundo creía que había sido así.

Y con esto, Marcial ya tenía 2 puntos.

CAP 37: UN CHAVAL CON FUTUROEditar

Tercera pelea

Machoke VS John Lineker

JL

John Lineker

Machoke ya estaba informado de que John era un nuevo boxeador en este torneo y que nunca había peleado en la UFC antes, por lo que era un rival teóricamente fácil y no había fotos suyas.

En el pesaje, Machoke descubrió que John se había trabajado su cuerpo. Pesaba 42,7 kilos. En el cara a cara intercambiaron palabras.

Machoke: No estás mal para ser un novato, pero deberías depilarte los pelos de debajo del ombligo, que das un poco de asco.

John: Asco vas a dar tú esta tarde cuando estés bañado en sangre.

Machoke iba a responderle pero les separaron para que no llegase a más.

En la pelea, Machoke se dio cuenta de que no debería haber subestimado a John. Pegaba bien y le puso contra las cuerdas un par de veces, pero Machoke supo rehacerse y acabó ganando la pelea por un gancho a la mandíbula.

Machoke ya lleva 3 puntos.


Marcial VS Yuri Alcantara

YA

Yuri Alcantara

Lucario contó a Marcial que este era uno de los rivales más fuertes del torneo, así que Machoke no iba a tenerlo tan fácil.

En el pesaje vio que Yuri tenía un cuerpo excepcional y comenzó a respetarle. No intentó humillarle ni vacilarle, todo transcurrió con normalidad.

En la pelea, Marcial se asustó un poco al recibir los dos primeros golpes de Yuri, ya que vio que tenía mucha fuerza. Aunque intentaba dar algún golpe, Yuri le estaba dando una verdadera paliza. Marcial no veía los puños venir, y cuando se preocupaba porque una parte de su cuerpo le dolía Yuri ya le estaba golpeando en otra zona. Marcial, con muy poca consciencia, se lanzó hacia él para pelear en el suelo, pero Yuri le esquivó y Marcial cayó redondo al suelo. En ese momento Yuri ya lo tenía muy fácil, solo tuvo que patearle un poco hasta que Marcial se quedó completamente inconsciente. Segundos después y gracias a los médicos recuperó la consciencia.

Marcial se mantuvo con 2 puntos, aunque tenía suerte de no estar en el hospital. Tenía que recuperarse para la pelea del día siguiente. Había tenido suerte de que Yuri no se había cebado demasiado cuando estaba en el suelo.


Cuarta pelea

Machoke VS Phil Harris

PH

Phil Harris

Machoke sabía que Phil no era un rival muy duro, pero tan poco pan comido.

El pesaje transcurrió sin sobresaltos, pesando Phil 54 kg.

La pelea fue igualada, con mucho intercambio de feroces golpes, pero Machoke consiguió dejarle KO en el tercer asalto de un potentísimo codazo en la boca que le partió los labios.

Machoke ya tenía 4 puntos


Marcial VS TJ Dillashaw

TJD

TJ Dillashaw

Marcial sabía que TJ era un chulo, como él.

En el pesaje, TJ no dejó de poner poses y mirar a la cámara mientras sus fans femeninas gritaban.

En la pelea, TJ cayó en un par de golpes, y no pudo presumir durante un tiempo de cara bonita.

Marcial ya lleva 3 puntos.

Al salir del recinto y de camino a casa, Machoke, Marcial y Lucario fueron conscientes de que ya llevaban media competición y les iba muy bien. Machoke había logrado un pleno y Marcial llevaba 3 victorias de 4 posibles.

CAP 38: DEPORTISTAS COMO ATLETASEditar

Lucario: Olvidaos de la UFC.

Marcial: ¿Cómo? ¡Estamos en pleno torneo!

Lucario: Lo sé, pero he encontrado una competición que os va a hacer de oro y con mucho menos dolor.

Machoke: A nosotros el dolor nos da igual, pero cuéntanos de qué va la competición.

Lucario: Es la primera vez en la historia que se celebra este torneo. Trata en que DOS practicantes de cada uno de los deportes más famosos del mundo conviven en una casa durante un mes, en el que todos los deportistas van competiendo en todos esos deportes. Tienes que intentar ganar en tantos deportes como puedas al resto de deportistas. El que más gane, será proclamado el MEJOR ATLETA DEL MUNDO.

Machoke: Me gusta.

Lucario: De cada deporte escogerán a dos deportistas, los que estén en mejor forma dentro de esos deportes.

Marcial: ¿Crees que nos cogerán?

Lucario: De hecho ya os han cogido. Sois los dos representantes del boxeo.

Marcial: ¡Eso mola, colega! ¿Y quiénes más van?

Lucario: Mirad esta lista de representantes de cada deporte. No están todos, pero sí una gran mayoría de los más famosos. Por cierto, las únicas excepciones son fútbol sala (solo 1 participante), fútbol 11 (4 participantes) y categorías menores del motor a 2 ruedas (3 participantes)

Lucario desplegó una lista gigante, y pudieron leer los siguientes nombres.

Esquí:

- Stefan Read

- Mario Innauer


Rugby:

- Thom Evans

- Steve Weatherford


F1: 

- Sebastian Vettel

- Nico Rosberg


Categorías menores del motor a 4 ruedas:

- Clos

- Regalia


Moto GP:

- Márquez

- Lorenzo


Categorías menores del motor a 2 ruedas:

- Redding

- Terol

- Espargaró


Badminton:

- Lin Dan

- Chen Long


Salto de trampolín:

- Tom Daley

- Jack Laugher


Fútbol sala:

- André Fantecele


Fútbol:

- Ramos

- Cristiano

- Neymar

- Alexis


Tenis:

- Ferrer

- Nadal


Natación:

- Filippo Magnini

- Luca Dotto


Gimnasia artística:

- Jonathan Horton

- Marcel Nguyen


Boxeo:

- Machoke

- Marcial


Lucario: Vuestra habitación consta de gimnasio, piscina y camas. Los representantes de cada deporte os mezclareis para convivir un día juntos. Luego hareis las pruebas, todas seguidas. Da la casualidad de que no tendreis que moveros de vuestra habitación, ya que todos irán a ella. En todo momento sereis grabados por cámaras de televisión.

Machoke: Me gusta esto de seguir relacionados con el deporte y con menos dolor. Pero sin olvidarnos de que el boxeo es nuestra vida aunque haga daño.

Marcial: A mí me gusta eso de ser más famoso todavía y que las chicas me paren por la calle para comprobar que mi cuerpo es real.

Machoke: ¿Vas a seguir con esa actitud de chulo y flipao en el concurso?

Marcial: Si chuleo es porque puedo, porque tengo físico para presumir *se levanta la camiseta y enseña los abdominales* ¿Ves?

Lucario: Machoke tiene ese mismo cuerpo y no está presumiendo todo el día.

Marcial: Porque no tiene esa carita.

Machoke: *bromeando* A que te la cruzo.

Marcial: Tócame y te arrepentirás jajajajaja

Lucario: Bueno, Marcial, en realidad cada uno es como es y si vas a ser así me alegro. Un consejo: Fijaos en los rivales musculosos. La exigencia física será brutal y solo aguantareis los más musculosos. El resto no son rivales.

Lucario se despidió de Machoke y Marcial y prometió seguirles por televisión. Machoke y Marcial hicieron caso de su consejo de mirar si estaban fuertes o no. Llegaron al lugar en el que se celebraba el concurso y entraron en su habitación. Ya iban a llegar sus primeros compañeros.


CAP 39: CONVIVENCIAEditar

SM

Stefan y Mario. Todas las imágenes de los concursantes las pondré de su cuerpo, ya que para Machoke y Marcial es importante saber si son musculosos o no para considerarles rivales o no.

Primero entraron los practicantes de esquí. Se presentaron y Machoke y Marcial se dieron cuenta de que eran muy tímidos. Era hora de ponerse el pijama y Stefan y Mario prefirieron cambiarse en el baño a solas.

Marcial: Sí que son tímidos... Así no hay manera de saber si son rivales.

Al día siguiente, Machoke y Marcial les invitaron a ir a la piscina que había en el patio de la habitación y aceptaron. Se pusieron el bañador y se dirigieron a la piscina.

Stefan: Sí que estais fuertes eeeh...

Machoke: Vosotros también teneis una buena tableta.

Tras una hora haciendo ejercicio en la piscina, Stefan y Mario se fueron.

Marcial: ¿Les has visto? No tienen casi músculos. No serán rivales fuertes. aunque eran majos.

TS

Thom y Steve

Los siguientes en entrar, pocos minutos después, fueron los jugadores de rugby Thom y Steve. Solo con saludarse, Machoke y Marcial se dieron cuenta de que estos eran más fuertes porque se les marcaban más los músculos. Comprobaron sus temores al cambiarse de ropa. La mañana siguiente, volvieron a la piscina. Thom se puso un bañador muy apretado.

Marcial: Tío, ese bañador es muy ridículo.

Thom: También soy modelo. Puedo ponerme lo que quiera y me quedará bien.

Marcial: Yo también he sido modelo alguna vez, imagino con lo entenderás con este cuerpazo que tengo.

Thom y Marcial se acercaron un poco más y estaban a punto de encararse.

Thom: Cuando tú tengas esto *se golpea los abdominales* me avisas.

Marcial: No compares tu cuerpo con el mío. Mi musculatura es perfecta.

Machoke: Vaya, un duelo de egos.

Steve: Los dos son demasiado flipaos...

Thom: Puedo ponerme este bañador marcando porque puedo presumir de lo que tengo, y creo que tú no.

Marcial: Yo puedo presumir de acostarme con una chica diferente cada noche. Cuando las dejo tocar estos abdominales de acero las vuelvo loquitas...

Thom: No me hagas reír... Puedes planchar en mi tableta si quieres.

El pique se estaba poniendo serio.

Steve: Esto va a acabar mal.

Machoke: Sí. Demasiada chulería junta.

Marcial: Puedes tocar tú también y comprobar que esto es acero, eh, que se que te gusta.

Thom le propinó un puñetazo al abdomen a Marcial y Marcial se lo devolvió. Thom se cabreó, agarró a Marcial y trató de darle rodillazos a la boca. Marcial se soltó y comenzaron a pegarse brutalmente delante de Machoke y Steve.

Machoke: ¡Hay que separarles!

Machoke y Steve consiguieron separarles usando todas sus fuerzas, aunque se llevaron algún golpe. Las fuerzas de seguridad entraron en la habitación con varios minutos de tardanza. Machoke y Steve se dieron la mano, y poco después Steve y Thom salieron de la habitación porque ya iba a entrar la siguiente pareja.

Machoke: Joder tío, no empieces a pegarte tan pronto que te quedas sin fuerzas.

VR

Vettel y Rosberg.

Marcial: No permito a ese imbécil decir que está más bueno que yo.

Los siguientes eran Vettel y Rosberg.

Machoke: Por fin alguien a quien conozco.

Entraron y el día de convivencia fuen normal. Parecían algo tímidos pero majos. Tenían buen físico, pero no era nada comparados con Machoke y Marcial. No hubo problemas en la convivencia. Se despidieron formalmente de los pilotos de F1 para que entrasen los de categorías inferiores.

Machoke: Eran majos, me han caído bien.

CR

DC y FR

Entraron los dos pilotos de categorías inferiores, se presentaron y todo fue con normalidad. Eran algo más chulos porque también eran más jóvenes, pero esta vez no hubo problemas con Marcial porque no eran tan chulos como Thom.

Machoke: Estos estan más fuertes.

Marcial: Eso parece.

Antes de irse al día siguiente, quedaron en salir mucho de fiesta juntos al acabar el concurso.

Machoke: Siempre pensando en las fiestas...

ML

Márquez y Lorenzo.

Entraron Márquez y Lorenzo. El día fue normal, porque eran majos y no muy creídos. Se fueron y Machoke y Marcial se quedaron comentando.

Marcial: ¿Es que no va a entrar nadie que no esté mazao?

Machoke: Todos son deportistas profesionales. Es normal que tengan músculos. Mírate a ti.

Marcial: Pero yo tengo músculos porque soy boxeador, no sabía que siendo piloto también había que tener.

Los siguientes eran pilotos de categorías del motor inferiores. Eran Redding, Terol y Espargaró. Daba la sensación de que estaban más fuertes que Márquez y Lorenzo.

Machoke: Madre mía, vaya bestias.
RTE

Redding, Terol y Espargaró

Marcial se había sosprendido a sí mismo, porque no entraba en absurdas peleas de quién tenía mejor cuerpo si no le provocaban, y eso que estos tres eran bastante chulos. De hecho, solo se picaban entre ellos tres y no se metían con Marcial.

Marcial: Estos tres me caen bien, son unos cracks.

Se despidieron y también quedaron para irse de fiesta juntos algún día. Los siguientes eran Lin Dan y Chen Long, dos practicantes de
Lc

Lin y Chen

bádminton chinos. En el momento en el que entraron, Machoke y Marcial ya se dieron cuenta de que no serían rivales preocupantes.

Marcial: Mírales. Están empanaos.

No entablaron mucha conversación, y al cambiarse de ropa vieron que Chen era un tirillas.

Marcial: Tiene abdominales de flaco, de esos que me gusta destrozar de un puñetazo.

Machoke: Sí, y seguro que Lin está igual.

Pero se equivocaron, a la mañana siguiente vieron a Lin en bañador y tenía muchísimos músculos.

Machoke: JO-DER...

Marcial: Está muy fuerte...

Los siguientes eran los saltadores de piscina, Daley y Laugher. Entraron corriendo.

TJ

Tom y Jack

Machoke: ¿Qué pasa...?

Laugher: El club de fans de Daley, Se vuelven locas las chicas.

Marcial: Eso sí que mola...

Daley: Ya ves. Nos pasamos el día en bañador y se enamoran.

Sorprendidos por esto, fueron a la piscina al instante. Era cierto que tenían un cuerpazo que era fruto del trabajo, y aunque eran unos creídos no tuvieron problemas con Marcial.

Marcial: ¿Qué músculo es ese que hay encima del bañador?

Laugher: ¿Esto? *señala unas líneas* Es la V. Estás fuerte y se te debería marcar.

Marcial se bajó un poco más el bañador y vio que ahí estaba su V, perfectamente marcada.

Marcial: Me gusta.
Af

André Fantecele

Practicaron algunos saltos y al día siguiente se fueron, para que entrase André Fantecele con una gorra al revés y cantando rap.

Marcial: Uf, pero qué chungo.

Al día siguiente, André se quitó la camiseta y le dio su móvil a Marcial.

André: Sácame una foto.

Marcial: No me da la gana, las fotos de tus musculitos te las sacas tú.

André: Bah tío, no tengas envidia.

Marcial: ¿Envidia? ¿De qué?

Machoke trató de agarrar a Marcial pero no pudo. Se quitó la camiseta y se puso frente a André, señalando tus abdominales.

Marcial: Puedes rallar el queso si quieres con esto, así que no te flipes machote.

André: ¿Sí? ¿Y si te pego un puñetazo y te los destrozo?

Marcial: Inténtalo.

Marcial hizo fuerza en el abdomen y André cargó un puñetazo, que le propinó con todas sus fuerzas. Sonó como si estuviera golpeando al acero. André alucinó y el duro abdomen de Marcial no sufrió dolor.

Marcial: ¿Ya está? Ahora me toca a mí.

André hizo toda su fuerza en el abdomen... Pero Marcial prefirió no golpearle y dio media vuelta. Inesperadamente, André le pegó una patada por la espalda.

Marcial: Ahora sí que la has cagado.

Marcial se lanzó sobre André y le pegó una brutal paliza. Las marcas de sus puñetazos y patadas quedaron reflejadas en su irreconocible rostro.

Marcial: A VER SI YA TE HA QUEDADO CLARO QUÉ HOMBRE MANDA AQUÍ.

Marcial se golpeó el pecho.

Machoke: Estás hecho un crack, Marcial jajajaja
Rcna

Ramos, Cristiano, Neymar y Alexis

André yacía en el suelo, inconsciente. Los de seguridad entraron y se lo llevaron. Entraron los futbolistas Ramos, Cristiano, Neymar y Alexis. A estos 4 si que les conocían.

Machoke: Un placer.

Los 4 estaban fuertes, muy fuertes. Aunque el que más presumía era Neymar, que precisamente era el más delgado de todos.

Alexis: No te flipes tanto que estás a años luz de esto *Alexis le enseñó el biceps a Neymar*

Neymar: Yo también tengo de eso, flipao

Cristiano: 3.000 abdominales diarias para tener el abdomen de acero.

Ramos: Y 2000 flexiones para estar como yo.

Machoke y Marcial contaron que ellos hacían de todo en el gimnasio. Al día siguiente, en la piscina pasaron un buen rato, hasta que los futbolistas se fueron.

Machoke: Estos estaban MUY fuertes.

Marcial: Sí, mucho.

Los siguientes eran los tenistas Ferrer y Nadal, que entraron y se saludaron.

Machoke: Joder, mira qué brazos, no me extraña que se diga que los tenistas tienen los mejores músculos del brazo del mundo.
FN

Ferrer y Nadal

Marcial: Eso hay que comprobarlo.

Marcial se acercó a Ferrer y remangó su camiseta. Ferrer le enseñó el bíceps y Marcial también lo enseñó.

Ferrer: No estás mal para no ser tenista.

Marcial: Ya, pero soy más fuerte que tú.

Se picaron y echaron un pulso. Se colocaron y empezaron a hacer una fuerza brutal para tumbar el brazo del otro. La bola del bíceps estaba a punto de salir de sus musculosos brazos y parecía que sus venas iban a estallar. Tras media hora, no habían acabado el pulso y decidieron dejarlo en empate. Acabaron con los brazos enormes.

Machoke: La verdad es que no me gustaría que me dieras un puñetazo con ese brazo, Ferrer.

Los tenistas salieron y entraron los nadadores.Filippo y Luca. Se saludaron y al día siguiente practicaron natación en la piscina.
FL

Filippo y Luca.

Machoke: Vaya cracks, qué bien nadan.

Ya iban a entrar los últimos, que eran los gimnastas.

Machoke: Espero que los últimos parezcan fáciles.

Marcial: La verdad es que nos hemos cruzado con cada bestia...

Jonathan y Marcel entraron... y estaban de músculos hasta arriba.

JM

Jonathan y Marcel.

Machoke: Madre mía...

Marcial: Estos están como nosotros...

Machoke: Creo que son de los más fuertes... y con diferencia.

Se saludaron y Marcial se acercó a Jonathan.

Marcial: ¿Cómo habeis conseguido ese brazo?

Jonathan: ¿El qué? ¿Esto?

Jonathan flexionó el brazo y presumió de bíceps. La verdad es que estaba algo más fuerte que Marcial y Machoke, lo cual asombró a Marcial.

Marcial: Machoke, cuando volvamos nos machacamos en el gimnasio.

Jonathan: A ver, enséñame el bíceps.

Marcial enseñó su también espectacular bíceps a Jonathan.

Jonathan: Pero si estás como yo...

Marcial: No. Me pasaré horas en el gimnasio y te superaré. Solo yo puedo tener el mejor cuerpo del mundo.

Jonathan: Pero...

Marcial: No puede ser que yo, que me dedico a tumbar a verdaderas masas de músculo, tenga menos músculo que tu que solo haces piruetas.

Jonathan y Marcel le explicaron que para hacer gimnasia se necesitaba una inmensa fuerza. Ya en la piscina al día siguiente, comprobaron que todo su cuerpo estaba musculado. Se fueron y Machoke y Marcial ya habían acabado la ronda de presentaciones.

Marcial: Estos dos bestias van a ser muy peligrosos, sobretodo Jonathan.


CAP 40: COMIENZA LA LUCHAEditar

Todos los deportistas se reunieron y el presentador del concurso habló.

Presentador: Antes de practicar cada deporte, los especialistas en él (si los hay) os explicarán cómo hacerlo bien. Los profesionales de ese deporte no podrán practicarlo, porque tendrían mucha ventaja.

El primer deporte era el esquí. Eran 30 participantes, menos los 2 esquiadores (Stefan y Mario), que les explicaron cómo esquiar.

Presentador: Tendreis que hacer este circuito. Los 2 más lentos serán eliminados.

Marcial acabó el 14 y Machoke el 22. Los eliminados fueron Chen Long y Vettel.

Presentador: Ahora toca el rugby.

Machoke: Esto es de fuerza, se nos dará bien.

Thom y Steve eran los entrenadores, ya que ellos jugaban al rugby. Recordemos que Marcial y Thom se habían pegado durante el día de convivencia.

Thom: A ese, a Marcial teneis que zurrarle bien.

Marcial: Quien se pase de la raya le rompo la cara, empezando por ti.

Thom: Tócame si te atreves, que si no nos hubieran separado en la casa te habría reventado.

Marcial corrió hacia Thom y le propinó un puñetazo en la nariz. Thom le agarró pero Marcial esquivó todos sus golpes. Marcial acabó derribando a Thom de un rodillazo a la nariz, y le remató pateándole un poco la cabeza.

Marcial: Venga, ¿quién es el siguiente?

Todos se quedaron en silencio.

Marcial: Pues sigamos.

Comenzó el partido y empezaron los empujones. Eso sí, nadie pudo derribar a Machoke y a Marcial, que sí derribaron a algunos rivales. Luego, un jurado valoró sus partidos. Machoke quedó segundo y Marcial cuarto. Rosberg y Lorenzo fueron eliminados.

Machoke: Se nota que esto era más de fuerza.

Marcial: Y ese es nuestro punto fuerte.

Después era la carrera de F1. Aunque Vettel y Rosberg estaban eliminados, tenían que seguir dando consejos. Increíblemente, aunque algo despacio, todos los deportistas aprendieron a dominar el coche y comenzó la carrera. 60 vueltas a un circuito diseñado. Machoke y Marcial iban por la mitad de la tabla, hasta que la resistencia de muchos deportistas falló y comenzaron a adelantar. Marcial quedó sexto y Machoke undécimo. Stefan y Mario fueron eliminados.

Presentador: ¡Ya se han ido 6! ¡Quedais solo 24! Los siguientes:

Thom Evans, Steve Weatherford, Clos, Regalia, Márquez, Redding, Terol, Espargaró, Lin Dan, Tom Daley, Jack Laugher, André Fantecele, Ramos, Cristiano, Neymar, Alexis, Ferrer, Nadal, Filippo Magnini, Luca Dotto, Jonathan Horton, Marcel Nguyen, Machoke y Marcial.

Machoke: Quedan los más fuertes.

Marcial: Los más fuertes somos nosotros.

Marcial se besó los bíceps.

Machoke: Sí, claro...

Cristiano: Marcial, no te flipes. No eres el más fuerte de aquí, lo soy yo.

Marcial: No te atrevas a decir eso de nuevo.

Marcial se encaró con Cristiano furioso y se quitó la camiseta. Cristiano echó un vistazo a sus abdominales y se rio a carcajadas. Su compañero de equipo, Ramos, le defendió y también se encaró con Marcial.

Ramos: Si no quieres que te humillemos con nuestro físico, ponte la camiseta.

Marcial se golpeó el pecho y les retó. Ramos y Cristiano se quitaron la camiseta en una verdadera lucha de
Rc

Ramos boxeando y Cristiano celebrando un gol.

egos, y mostraron, ante el asombro de muchos compañeros, sus espectaculares torsos. Marcial se quedó boquiabierto mientras Ramos y Cristiano contaban lo mucho que se querían a sí mismos.

Marcial: Bah... No estais mal.

El presentador les interrumpió y les contó que el siguiente deporte era una especie de GP2, es decir, como Fórmula 1 pero con coches menos potentes y más difíciles de manejar. Clos y Regalia les explicaron algunos detalles, como que había que hacer movimientos muy bruscos en el volante para girar bien. Ellos dos no participaron, dado que eran especialistas en su deporte. A Machoke y Marcial se les dio bien, sobre todo las últimas vueltas cuando el resto de deportistas no tenían más fuerzas en los brazos para girar bien el volante y ellos sí. Marcial quedó 5 y Machoke 11. Jack Laugher y Neymar fueron eliminados.

Machoke: Con esto se hace brazo bastante fácil.

Marcial: Ya ves.

En la misma pista, echaron una carrera de Moto GP. Márquez y Lorenzo les dieron algunos consejos. A Machoke y Marcial se les dio bien, ya que quedaron 4 y 5 respetivamente. Lin Dan y Luca Dotto fueron eliminados.

Luego, probaron con motos más pequeñas y menos potentes. Tras las indicaciones de Redding, Terol y Espargaró, echaron la última de las 4 carreras. No estuvo mal para Machoke, que quedó 6, y Marcial, que quedó 7. Filippo Magnini y Regalia fueron eliminados.

Machoke: Comienza a caer gente fuerte. Ahora hay que darlo todo.

Era hora de jugar bádminton. Lin Dan y Chen Long les dieron algunas nociones. Tras algunas eliminatorias, todo se decidió en el último partido. Eran Machoke, junto a Terol, contra Marcel Nguyen y Jonathan Horton. La pareja perdedora sería eliminada.

Marcial: ¡Vamos Machoke! ¡Dale con todas tus fuerzas! ¡Ellos no tienen fuerza en el brazo!

Marcel y Jonathan se acercaron a Marcial, se arremangaron la camiseta y mostraron sus enormes bíceps.

Marcel: Somos gimnastas. Esto es un brazo de gimnasio.

Marcial: Yo soy boxeador. No existe nadie más fuerte que los boxeadores. Lo nuestro si que es fuerza bruta, vosotros os centrais en tonterías.
Jm

Los enormes bíceps de Jonathan y Marcel.

Marcial también sacó su enorme bíceps.

Machoke: Ya la está liando Marcial otra vez...

Jonathan: Ese brazo no es nada, te echo un pulso.

Marcial: Nunca nadie me ha ganado un pulso. Espero que superes la humillación.

Echaron un pulso y, sorpredentemente, Marcial perdió. Jonathan se rio con él, y empezó el partido. Durante el partido, Marcial no prestó atención, solo se sentía humillado y susurraba que cuando volviera a casa se iba a machacar en el gimnasio para tener el mejor cuerpo del mundo. Afortunadamente, esta pequeña depresión le duró poco tiempo y volvió a ser el flipado de siempre. Machoke y Terol ganaron y Marcel y Jonathan fueron eliminados. Marcial, desde la grada, se rio de ellos, que tenían muy mal perder y fueron directos a pegar a Marcial.

Marcel: ¡AHORA TE VAS A ENTERAR!

Marcel agarró a Marcial, que le puso la zancadilla y lo lanzó al suelo. Luego Marcial propinó un rodillazo a la nariz de Jonathan que también le tiró al suelo. Mientras Marcel se levantaba, Marcial se giró y le dio una brutal patada en la cara. Los dos estaban en el suelo, inconscientes y sangrando.

Marcial: ¿AHORA QUÉ? ¿NO SABEIS PELEAR?

Marcial echó una mirada al resto de deportistas, que se habían quedado asombrados con su fuerza. Chocaba sus puños amenazantemente.

Marcial: ¡VAMOS! ¿ALGUIEN QUIERE SER EL SIGUIENTE? ¿QUIÉN QUIERE UNA NUEVA CARA?

Todos se mantuvieron callados. Machoke calmó a Marcial y pasaron al siguiente deporte.

Presentador: Ahora solo quedan:

Thom Evans, Steve Weatherford, Clos, Márquez, Redding, Terol, Espargaró, Tom Daley, André Fantecele, Ramos, Cristiano, Alexis, Machoke y Marcial.

Era hora de los saltos de trampolín. Se dirigieron a la piscina, y Tom Daley y Jack Laugher les indicaron cómo saltar. Saltarían uno a uno, y los dos con menos puntuación serían eliminados. El resto esperaría en los vestuarios. El primero era el jugador de rugby y modelo Thom Evans, que se había pegado con Marcial en el día de convivencia. En el vestuario, Thom estaba listo, pero su bañador le llamó la atención a Marcial.

Marcial: Tío, ¿no te das cuenta de que das verguenza con ese minibañador tan ajustado?

Thom: Soy modelo, sé que tengo buen físico y lo puedo hacer, no me envidies por marcar más paquete que tú.

Marcial: ¿Para qué te sirve marcar si no lo usas?

Iba a empezar otra lucha de egos pero Thom tuvo que salir e hizo su salto. Mientras tanto, Marcial se cambió de bañador. Luego salió Steve, con un bañador mucho menos apretado y más largo y se saludó con Machoke. Clos, Márquez, Redding, Terol y Espargaró también salieron. Durante el turno de Espargaró, Marcial se fijó en André Fantecele, que estaba con el móvil ante el espejo sacándose fotos en bañador sacando músculo para subirlas a una red social. Marcial se levantó.

Marcial: Voy a vacilarle un rato.

Machoke: Pfff, siempre igual...

Marcial se acercó a él y le pidió el móvil.

Marcial: Esto se hace así.

Marcial se puso frente al espejo en bañador, con el móvil delante. Sus ojos azules penetraban al espejo, y con un brazo hizo la pose para sacar su enorme bíceps. Sacó la foto y la vio junto a André.

Marcial: Mira, mira, esto es un físico. Cuando tengas estos músculos, te sacarás fotos así.

André: Los tengo.

Marcial le miró despectivamente y sonrió, señalando sus abdominales.

Marcial: Mira, chaval, estos abdominales son de acero, de puro acero.

André: Los míos también. Te crees demasiado y comparado con el resto, eres más normal de lo que crees.

Esta última frase enfadó mucho a Marcial y desató su furia. Marcial agarró del cuello a André, y como si de un trapo se tratase, empezó a chocar la cabeza de André contra sus propios abdominales. El resto de deportistas miraban asombrados este novedoso golpe, y Machoke también. Los brazos de Marcial rodeaban la cabeza de André, y forzaba a su cabeza a chocar brutalmente contra su tableta. Una, y otra, y otra vez. A Marcial parecía no dolerle, mientras que André estaba a punto de quedar inconsciente. Más y más golpes contra su abdomen de acero. Tras varios minutos, la nariz de André se rompió y derramó parte de su sangre en el torso de Marcial. Después, algunos dientes cayeron.

Marcial: ¡ASÍ QUE MIS ABDOMINALES TE HAN ROTO LA NARIZ Y LOS DIENTES! ¡TE DIJE QUE ERAN DE ACERO!

Marcial soltó a André, que salió corriendo y se fue a saltar con la cara desfigurada. Se limpió algo de sangre que había quedado en sus abdominales con la mano.

Marcial: ¿QUIÉN ES EL SIGUIENTE?

Marcial gritaba y amenazaba mientras se daba brutales puñetazos en los abdominales, que resonaban en todo el vestuario como el acero y parecían no hacerle daño. Machoke le calmó y se rio.

Machoke: Cuando no está Lucario pareces otro.

Marcial: Debe ser eso, pero es mi forma de ser.

Machoke: En el fondo me hace gracia tu forma de ver las cosas.

Marcial: Me gustaría ser más calmado, como tú. Aunque eso de destrozar a abdominalazos también está bien.

Machoke y Marcial se rieron. En el fondo, Machoke pensaba para sí mismo que últimamente Marcial se había vuelto muy fuerte. Incluso le tenía algo de miedo y pensaba que era más fuerte que él.

Luego saltaron los futbolistas, Ramos, Cristiano y Alexis. Marcial echó una mirada amenazante a Ramos y Cristiano, que le devolvieron una mirada despectiva. Luego era el turno de Machoke. Por fin, salió del vestuario y subió a un trampolín de 10 metros. Vio que las gradas estaban abarrotadas de gente eufórica. De repente, se hizo el silencio y Machoke saltó. Fue un buen salto, y tras alguna pirueta en el aire, cayó de pie. Por último, iba Marcial. 

Marcial: Mi turno.

Marcial salió del vestuario y subió al trampolín. Cuando subió, vio un montón de público y se vino arriba. Por encima de todo, se oía a las chicas gritándole cosas obscenas, pero eso a él le encantaba. Cuando ya iba a saltar, ante el asombro de todos, se quitó el bañador. Afortunadamente, debajo tenía otro mucho más apretado. Las chicas gritaban más y más, muy emocionadas.

Marcial: Si Thom Evans ha salido con un bañador así, yo también puedo.

Cuando iba a saltar de nuevo, se quitó ese bañador apretado... Y quedó con otro muchísimo más apretado, que marcaba todo. Y la sorpresa es que ese bañador no tenía parte de atrás, es decir, Marcial iba enseñando el culo. Dio media vuelta cuando todos le miraban y lo enseñó. Algunas chicas ya se estaban desmayando.

Marcial: Esto es un físico y no lo de Thom Evans...

Machoke: Marcial y sus espectáculos...

Los chicos reían y las chicas no podían dejar de gritar emocionadas. Por fin, saltó Marcial. Hizo muchísimas piruetas en el aire y cayó de cabeza, muy recto. Obviamente, un eliminado era André Fantecele, tras la paliza de Marcial sin usar los brazos ni las piernas, solo los abdominales. El otro eliminado fue Steve Weatherford, que se dió un planchazo.

Después, tocaba fútbol sala. Los futbolistas no participaron, dieron algunos consejos y después se hicieron los equipos. Un jurado eliminaría a los dos peores deportistas del equipo perdedor. El equipo de Machoke y Marcial ganó. Márquez y Terol fueron eliminados.

El siguiente deporte era el fútbol 11. Como no habían suficientes jugadores, ajustaron los equipos. Esta vez, Marcial y Machoke iban por separado. Antes del descanso, pitaron penalty a favor del equipo de Machoke.

Machoke: Lo tiro yo.

No hubo discusión. Machoke dejó el balón en el punto de penalty, cogió carrerilla y... disparó. Fue un tiro increíble, nadie vio el balón. Iba con una fuerza brutal y sobrehumana, pasó al lado del portero y entró. El balón golpeó la red con tanta fuerza que la rompió y la atravesó. Machoke empezó a correr para celebrarlo y se quitó la camiseta. Presumió de músculos delante de todo el estadio. Luego, Marcial se acercó a él y le golpeó el pecho.

Marcial: Luego soy yo el chulo, ¿eh?

Machoke: Bueno, enseñar un poco de músculo siempre está bien.

Rieron. Tras el descanso, el equipo de Marcial marcó gol. 5 minutos antes del final, Marcial se encaró con Redding en un saque de banda. Se agarraban y empujaban sin que le viese el árbitro.

Redding: Suéltame imbécil.

Marcial: Que te calles.

Siguieron los empujones, ya delante de todo el mundo. Pero hubo un empujón más fuerte de Redding que hizo tropezarse a Marcial. Marcial, furioso, se levantó y le reventó a golpes. El primer puñetazo fue el más letal, porque le dio en toda la cara y se pudo ver que volaba algún diente con sangre. En ese momento, Redding cayó al suelo, inconsciente, y Marcial comenzó a patearle la espalda salvajemente y sin piedad. Rápidamente, se acercaron el resto de jugadores, incluso compañeros, para separar a Marcial e impedir que acabase con Redding. Marcial se zafó de la mayoría de ellos, hasta que llegó Machoke como una fiera y le lanzó al suelo, donde le inmovilizó.

Machoke: Tío, eres un crack pero te vuelves muy loco a veces.

Obviamente, el árbitro le sacó roja a Marcial, que tuvo que abandonar el campo. Afortunadamente para él, su equipo marcó otro gol y ganó, por lo que no podía ser eliminado. Clos y Redding fueron los eliminados.

Presentador: Los deportistas que quedan son:

Thom Evans, Espargaró, Tom Daley, Ramos, Cristiano, Alexis, Machoke y Marcial.


CAP 41: LA CAPACIDAD FÍSICA PERFECTAEditar

La siguiente prueba era el tenis. Nadal y Ferrer les dieron algunas clases.

Nadal: Es muy importante que tengais fuerza en el brazo.

Ferrer: Aunque es imposible que tengais el brazo de un tenista.

Nadal y Ferrer se equivocaban, porque Machoke y Marcial tenían un brazo tan musculado como el suyo y se lo enseñaron.

Nadal: La fuerza del brazo se comprueba si tienes el brazo lleno de venas, como yo.

Nadal y Ferrer enseñaron sus marcadísimas venas, pero Machoke y Marcial no iban a ser menos y también las enseñaron.

Machoke: Si vosotros supierais la de caras que han destrozado estos brazos...

Compitieron y, obviamente, Machoke quedó primero y Marcial segundo, por la fuerza de sus brazos. Los eliminados fueron Alexis y Espargaró.

Luego era hora de natación. Filippo Magnini y Luca Dotto les enseñaron cómo nadar y echaron una carrera. Salieron a la piscina, y todo el mundo les miraba. De nuevo, Thom y Marcial discutieron por ver quién tenía el bañador más corto y apretado y mejor físico... delante de todo el mundo.

Thom: Cuando miro a feos como tú me doy cuenta de lo perfecto que soy.

Marcial: ¿Feo yo? Tú no has visto esta cara, estos ojos, estos músculos, ni lo que tengo entre las piernas, ¿verdad chicas?

Las chicas del público aplaudían a Marcial muy emocionadas. En ese momento, Marcial cogió algo de piel de la cintura de Thom y la pellizcó.

Marcial: Vaya, vaya... ¿Qué es esto? ¿ES GRASA?

Thom: Todos tenemos algo ahí.

Marcial: ¿Ah sí? Mentira, yo no tengo de eso. Toca si quieres.

Thom intentó agarrar todo lo que pudo por el torso y brazos de Marcial pero era imposible pellizcar porque el músculo no se puede agarrar. En ese momento, Thom y todo el mundo se dio cuenta de que Marcial estaba más fuerte que él, y fue cuando se le empezaron a bajar los humos.

Marcial: ¡No hay nada que agarrar! ¡Mi cuerpo es solo músculo! ¡CERO GRASA!

Marcial se rio de Thom, que ya no respondía. Fue entonces cuando Marcial se dio cuenta y se vino muy arriba. Se encaró con él para intimidarle y Thom retrocedía. En uno de los pasos tropezó y acabó sentado en el suelo mirando a Marcial, que se acercaba más y más a él.

Thom: ¡Déjame en paz!

Marcial le dio un brutal puñetazo en la cara que casi deja inconsciente a Thom.

Marcial: Reconoce que mi físico es mejor que el tuyo o te mando al hospital.

Thom: ...no...

Marcial le propinó una patada en toda la boca a Thom, que sangraba bastante.

Thom: Está bien... Tú físico es mejor que el mío...

Marcial dejó a Thom, que se fue corriendo y llorando. Marcial acababa de ganarse el respeto de todo el mundo, y el amor de las chicas. No sin antes presumir de músculos haciendo algunas poses. En ese momento, Machoke decidió tocar su propio cuerpo y vio que tampoco había nada de grasa de donde coger, que todo era músculo, pero no se puso como Marcial y prefirió no decirle nada.

Machoke: Que disfrute creyendo que es el más fuerte de aquí...

Comenzó la carrera, y Ramos fue el eliminado. Quedaban Tom Daley y Cristiano como rivales de Machoke y Marcial.

Marcial: Los más fuertes. A por ellos.

El último deporte era la gimnasia deportiva. Deporte de fuerza pura con los ejercicios más duros del mundo.

Presentador: Quienes ganen este juego, serán las 2 personas más fuertes de todo el mundo.

Machoke: Buuf... Va a ser difícil...

Marcial: Las 2 personas más fuertes del mundo... eso suena genial.

Machoke: Pero no será fácil.

Marcial: Tío, hay que confiar. Hemos hecho miles de flexiones seguidas con peso en la espalda, hemos levantado las pesas más pesadas del mundo y hemos pegado verdaderas palizas a nuestros músculos, y aquí están los resultados. Tenemos que ganar.

Primero hicieron una tanda de ejercicio. Como los 4 estaban muy igualados, hicieron una prueba de resistencia física y fuerza. Les hicieron agarrar con cada brazo una anilla y mantenerse en el aire... en cruz, todo el tiempo que pudiesen. El primero en caer fue Daley. Quedaban Machoke, Marcial y Cristiano. Llevaban dos horas, más que lo que aguantaban los verdaderos gimnastas. El primero en caer sería eliminado, y esto ya era la mayor demostración de fuerza de la historia.

Presentador: ¡Pasan los minutos y siguen aguantando!

Las venas de sus brazos estaban a punto de reventar. Tras 2 horas y media, la camiseta de Marcial reventó por la fuerza de sus músculos. Poco después reventó la de Machoke, y algunos minutos después... Cristiano cayó. Machoke y Marcial se soltaron más musculosos que nunca. Parecían auténticos orangutanes. Se abrazaron y daban incluso miedo.

Machoke: ¡A LA FINAAAAAAL!

Marcial: ¡WOOOOOOOOOOAAAAAAAAAAAAAH!

Habían puesto a prueba su fuerza y ahora eran las personas más musculosas del mundo. No eran conscientes de que la final era un combate de boxeo entre ellos dos.

Presentador: El último deporte debería ser el boxeo y no deberíais poder hacerlo... Pero como solo quedais vosotros, lo hareis. Y peleareis entre vosotros.

Machoke y Marcial se dieron cuenta de que el combate sería entre ellos y se asustaron un poco. Ambos sabían que el rival era fuerte, y se les hacía raro tener que pegarse contra la persona junto a la que se ha pegado fuera del ring muchas veces contra otros. Tenían una semana para prepararse, y aunque eran rivales para ser los mejores deportistas del mundo, siguieron entrenando juntos.

Machoke: Se me hace raro pelear contra ti.

Marcial: Y a mí.

Machoke: Espero que sea un combate limpio, sin guarradas, ni nada de eso.

Marcial: Eso espero yo también. Sería incapaz de seguir pegándote cuando ya estás inconsciente solo por rabia.

Machoke: Yo también, pero que sepas que aún así voy a salir a tope, sin piedad y a romperte la cara.

Marcial: Bueno sí, tú intenta rompérmela si no te la he roto yo antes.

Ambos rieron, pero se notaba mucha tensión. Se muscularon más en el gimnasio, aunque ya era imposible. Tras 1 semana machacándose brutalmente, llegó el pesaje. Jamás había habido tanta prensa y público en un espacio deportivo, dado que era un acontecimiento histórico. Primero entró Machoke. Se quitó la camiseta y los pantalones, y se quedó en pantalón corto. Los flashes le cegaron, acompañados de los gritos de las mujeres. Las chicas también estaban locas por Machoke, básicamente por sus músculos, pero a él le daba más igual que a Marcial. Tras saber su peso, Machoke alzó los brazos y flexionó músculos, y fue ahí cuando los flashes y los gritos se dispararon. Luego se echó para atrás.

Después entró Marcial. Los flashes le cegaban y los gritos de las chicas eran aún mayores. Cuando se quitó la camiseta todas gritaron como locas, Se bajó los pantalones y quedó en unos calzoncillos muy apretados.

Machoke: Marcial siempre igual de exhibicionista...

Marcial: Espera, aún no he terminado.

Marcial se quitó los calzoncillos y debajo había un cortísimo tanga. En cuestión de segundos, todas las chicas habían evitado a los de seguridad y se habían abalanzado sobre él para tocarle. Cuando las apartaron, Marcial tenía marcas de pintalabios en el torso y el tanga por las rodillas, pero se lo subió rápidamente.

Marcial: Tranquilas chicas, hay fotos mías en Internet.

Marcial señaló a la más guapa del recinto, que también había saltado la seguridad.

Marcial: Besas bien, esta noche repetimos guapa.

Machoke estaba flipando ante la situación, pero sobre todo con la chica.

Machoke: Vaya pivón, eh Marcial.

Marcial: Pff... Así tengo varias a la semana.

Machoke: Flipao...

Todos rieron.

Marcial: Flipao voy a ser ahora...

Marcial subió a la báscula y sacó músculo. Luego se besó los biceps y los abdominales. Tras presumir de cuerpo (otra vez), llegó el cara a cara con Machoke. Se miraron a los ojos para intentar intimidarse pero no lo consiguieron. Luego se dieron la mano y volvieron a casa. Esa noche fue la más brutal que Lucario recuerda, ya que Machoke y Marcial estuvieron toda la noche haciendo ejercicio sin hablarse. Lucario sabía que eran los mejores boxeadores del mundo y que tenían una fuerza inmejorable.

Lucario: Estos tíos... Se van a zurrar bien.

CAP 42: EN LAS PELEAS NO HAY AMIGOSEditar

Había llegado el gran día. Lucario trajo el periódico y se lo enseñó a ambos. Leyó en alto:

``Machoke y Marcial, dos buenos amigos, se enfrentaran en el mejor combate de boxeo de la historia. Su tremenda fuerza se medirá y solo uno saldrá airoso. El ganador, será el hombre con mejor físico del planeta, ya que ha ganado a muchos otros deportistas increíbles.

Será una pelea violenta, sangrienta y en la que se medirán las dos personas más fuertes del planeta´´

Lucario: Más os vale hacerlo bien, las expectativas son altas.

Machoke y Marcial se miraron a los ojos. Sabían que el éxito del uno era el dolor del otro, y se desearon suerte.

Lucario: Vamos, es la hora.

Fueron al recinto de la pelea. Jamás había estado tan lleno, y la gente gritaba emocionada con la entrada de los dos boxeadores al ring. Se dieron la mano, se colocaron los guantes y se olvidaron de que eran amigos. Iban a destrozarse mutuamente, sin piedad.

En el round 1 ya se vio que este sería el combate más brutal de la historia. Cualquier otra persona estaría en el suelo inconsciente tras los golpes que intercambiaron, pero ellos aguantaban.

En el round 2, siguió un bestial intercambio de puñetazos, patadas... Se lanzaban al suelo y se pisaban la cabeza, pero siempre conseguían reponerse.

Así siguió el round 3. Los dos ya estaban sangrando y llenos de heridas. La escena era muy desagradable debido a la gran cantidad de heridas, pero Machoke y Marcial ni se inmutaban. Mucha gente se tapó los ojos, mientras que otros gritaban que se destrozasen mutuamente.

En el round 4, Marcial tiró a Machoke al suelo de una patada voladora en la boca. Machoke casi no podía responder y Marcial comenzó a darle patadas en la cabeza.

Marcial: ¡RÍNDETE YA! ¡NO QUIERO HACERTE MÁS DAÑO!

Pero Machoke no se rendía y seguía moviéndose, por lo que el árbitro no podía parar la pelea. Marcial siguió pateándole la cabeza y haciéndole sufrir con cualquier método. Se acabó el round y todo el mundo pudo ver el rostro desfigurado de Machoke. Lo más impactante fue ver su nariz muy torcida y salida de su sitio. El público gritó del pavor.

Lucario: Vamos, tienes que rendirte, mírate... Tu vida corre peligro.

Machoke gritó que no se rendiría jamás, mientras golpeaba su musculoso pecho.

En el round 5, sucedió lo mismo que en el anterior pero al revés. Ahora Marcial también estaba desfigurado, pero no se iba a rendir. Esto se había convertido en una lucha por el honor del más hombre de los dos. El árbitro los reunió antes de empezar el round 6, muy asustado.

Árbitro: Tengo que parar esto, estais muy mal, no puedo poner vuestras vidas en peligro. Solo si estais de acuerdo en seguir, seguiremos. Y si no, es un empate.

Machoke y Marcial, envueltos en sangre, estaban convencidos de que había que seguir.

Árbitro: Me niego a asumir ninguna responsabilidad.

El árbitro salió del ring, ya que no quería ser responsable de nada. Ahora estaban los dos solos. Era un combate sin reglas, ni tiempo, ni separación entre rounds. Así comenzó un nuevo combate, la madre de todos los combates.

Machoke y Marcial siguieron reventándose a golpes. Ya nadie quería mirar lo que estaba pasando, ni siquiera Lucario, de lo desagradable que era verlos. Machoke estaba al borde de sus fuerzas, y le quedaba poca energía. Tenía a Marcial en una esquina, contra las cuerdas- Se propuso a sí mismo noquear a Marcial del último puñetazo, el más fuerte de su vida. Lo cargó, mandó toda su fuerza al brazo derecho, e impactó contra la mandíbula de Marcial. Se escuchó cómo su mandíbula se rompía en pedazos. El cuerpo de Marcial se elevó... sobrepasó las cuerdas y cayó fuera del ring. MACHOKE HABÍA GANADO, PORQUE MARCIAL ESTABA FUERA DEL RING. El público estalló en aplausos y vítores a Machoke, que no se lo podía creer. Lucario se acercó a Marcial primero y a Machoke después. Ninguno de los dos podía hablar.

Lucario: Esto ha sido... increíble.

La verdad es que había sido el mejor combate de la historia. Millones de personas compraron pósters con la imagen de este último puñetazo de Machoke, el golpe más fuerte de la historia. Este combate se transmitió de generación en generación.

Lucario: ¡Habéis hecho historia!

Marcial también se llevó una gran ovación. Ahora todo el mundo les respetaba. Eran dos verdaderos hombres, los más fuertes del planeta. Machoke y Marcial se abrazaron muy emocionados, con lágrimas en los ojos. Pronto se dieron cuenta de que no podían hablar. Su boca, o lo que quedaba de ella, era incapaz de vocalizar ni una sola letra. Machoke levantó su trofeo y rápidamente entraron los servicios de urgencias. Sus vidas habían peligrado, pero seguían siendo amigos y todo el mundo les admiraba. Pasarían 4 meses en el hospital.

CAP 43: PELEAS DE AMIGOSEditar

Esta historia sigue 4 meses después de la pelea. El tiempo en el hospital fue duro, pero no lo fue demasiado ya que tenían un gimnasio disponible las 24 horas del día. Machoke y Marcial eran admirados mundialmente, y todos los niños querían ser como ellos. Los gimnasios de boxeo estaban llenos hasta arriba, y por la calle ya se veían a muchos niños de solo 16 años con músculos. Lo mejor era que Machoke y Marcial se seguían llevando bien, y se respetaban.

Llegaron a casa y comentaron un poco la pelea.

Marcial: Madre mía tío, tu puñetazo todavía me duele.

Machoke: Joder, yo no sabía que pegabas así de bien.

Marcial: Si es que no soy solo un musculitos.

Machoke: Pues yo creía que lo eras, porque no parabas de mirarte al espejo.

Marcial: Eh, que tú sin camiseta también acojonas.

Machoke: Anda, pues como tú, solo que yo no presumo tanto.

Machoke le dio un puñetazo en los abdominales a Marcial.

Marcial: Eh, no te pases.

Marcial le devolvió el puñetazo al abdomen. Luego Machoke agarró a Marcial pero Marcial tiró al suelo a Machoke. Estaban de risas los dos. La pelea había servido para reforzar su amistad, y ahora siempre se pegaban entre bromas y se vacilaban.

Marcial: Pásame el azúcar.

Machoke: Está muy lejos.

Marcial: Pues te pego una paliza.

Marcial se levantó y tiró a Machoke al suelo. Se pegaron y se hicieron sangrar, pero se reían y no se hacían daño.

Marcial: Últimamente te estoy dando buenas palizas, eh.

Machoke: Sí sí, pero el que te dio un puñetazo que te dejó varios meses en la cama he sido yo eh.

Marcial: Bueno, sabes muy bien que si ahora se repitiese la pelea perderías...

Machoke: Anda, pero si estoy más fuerte que tú...

Marcial: ¿Ah sí?

Marcial retó a Machoke a un pulso. Machoke por supuesto aceptó. Uno frente a otro, apoyaron el codo a la mesa y se remangaron. Contaron hasta 3 e intentaron tumbar el otro brazo con todas sus fuerzas. Tras 5 minutos con sus enormes bíceps a punto de estallar, la fuerza de Marcial pudo con la de Machoke y tumbó su brazo.

Marcial: ¡Toma esa! ¡Esto es un brazo!

Marcial se besó el bíceps, lo flexionó e invitó a Machoke a besarlo, pero él se negó. Poco después, salieron a dar una vuelta. Ahora eran famosos, así que todo el rato les paraban por la calle. Los chicos les pedían autógrafos y fotos y las chicas preferían mirarles e incluso tocarles. Pronto apareció una rubia con un cuerpazo espectacular que llamó la atención de Machoke y Marcial.

Jenny: Hola guapos, ¿me puedo sacar una foto con los dos?

Machoke: Claro preciosa.

Jenny, la rubia, se colocó entre ambos y se sacó una foto.

Marcial: ¿Quieres otra?

Jenny: Por supuesto.

Marcial se colocó con ella y se levantó la camiseta. Luego colocó la mano de Jenny sobre su abdomen y sacaron la foto. Machoke no iba a ser menos e hizo exactamente lo mismo.

Jenny: ¡Vaya cuerpazos teneis!

Machoke: Para cuerpazo el tuyo, guapa.

Machoke y Marcial le dieron su teléfono a Jenny. Esa noche, Jenny les visitó en su casa y tuvieron algo. A la mañana siguiente, ella se fue.

Marcial: Machoke, creía que yo era el único chulo que ligaba de la casa.

Machoke: Te equivocas, ahora me apetece cambiar de estilo de vida y divertirme, porque puedo.

Marcial: Ah bueno, pero no vuelvas a comparar tu físico con el mío porque te humillas a ti mismo.

Machoke: Sí claro.

Ambos rieron.

CAP 44: VIEJOS AMIGOSEditar

Esa noche, alguien asaltó la casa de Machoke, Marcial y Lucario. No pudieron defenderse ya que eran 4 personas y les pillaron durmiendo. Les maniataron y les metieron en un coche. Habían sido secuestrados y despertaron en las celdas de una cárcel que ya no se utilizaba.

Lucario: ¿QUIÉNES SON ESOS? ¡COBARDES!

Apareció un viejo conocido.

Machoke: ¡Jorge! ¡Creía que seguirías en el hospital, asqueroso!

Georges: ¿Jorge? Mejor llámame Georges. Ese es mi verdadero nombre.

Marcial: No te recuerdo de nada...

Georges: ¿Ah no? 

Machoke contó a Marcial de qué conocía a Georges.

BREVE RECORDATORIO:

En el cuarto asalto, Jorge dominó con gran claridad. En los últimos segundos, consiguió poner a Machoke contra las cuerdas, agarrarle de la cabeza y propinarle un brutal rodillazo en la cara. Machoke cayó, desplomado, y en ese momento sonó la bocina. El árbitro no sabía si estaba KO, pero cuando lo iba a decir...

Marcial: ¡Se mueve un poco!

En realidad no se movía, estaba inconsciente, pero Lucario y Marcial habían ganado un poco de tiempo y comenzó a moverse.

Árbitro: ¡Sigue consciente! ¡No está KO! ¡Que empiece el quinto asalto!

Machoke, hasta el momento, había sido vapuleado, pero parece que ese rodillazo en la cara le puso las pilas y le enfadó. Comenzó a dominar en la lucha de pie, causando gran dolor a Jorge por cada codazo en la boca. 'Estaban en el centro del ring, y un puñetazo final en la cara le hizo quedar inconsciente. Pero en vez de dejarle caer, Machoke siguió golpeándole mientras estaba de pie, cosa que es legal porque el árbitro no puede declarar que un luchador está KO hasta que no está tirado en el suelo. Cuando iba a caer, le daba un fuerte puñetazo en la cara en dirección contraria a la que caía. Así estuvo mucho tiempo, Jorge no reaccionaba porque no estaba inconsciente y Machoke se lo estaba pasando bien.

Siguió el brutal vapuleo. Jorge perdía sangre y dientes. En ese momento, Machoke le agarró y le sostuvo en pie.

Machoke: Vamos a ver si estás tan cachas como parece...

Machoke tocó el abdomen de Jorge, en tono de vacileo. El público gritaba enforverecido. Este era un momento épico, jamás había pasado algo así. En ese momento, Machoke dio un brutal puñetazo en su indestructible abdomen que le hizo escupir algo más de sangre. Machoke miró a Jorge a la cara para golpearle, pero tuvo que desviar la mirada por el horror que veía.

Machoke: Si no tuviera guantes, no te golpearía. No pienso tocar tanta sangre y deformidades.

Machoke comenzó a golpearle la cara, pero mirándole al abdomen porque la cara le daba un poco de asco. Así estuvo unos cuantos minutos, y no le soltaba.

Lucario: ¡Lo está haciendo muy bien!

Marcial: ¡Está descargando toda su rabia!

Entonces, Machoke posó al irreconocible Jorge en las cuerdas del ring. Se echó para atrás, se apoyó en las otras cuerdas, hizo fuerza y las cuerdas le rebotaron hasta el otro extremo, donde dio UN BRUTAL PUÑETAZO en la cara de Jorge, que cayó al otro lado, fuera del ring, de cabeza.

Machoke: ¡A ver si te atreves a llamarme imbécil otra vez!

El público vociferaba, emocionada.

Público: ¡WOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO!

Público: ¡BRUTAAAAAAAAAAAAAAAAAAL MACHOKEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEE!

Público: ¡EN MI VIDA HE VISTO ALGO ASIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII!

Público: ¡¡¡¡MACHOKE ES EL MEJOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOR!!!!!!!!!!

Machoke se había ganado al público.

Árbitro: ¡Está KO!

Médico 1: Lo estamos perdiendo.

Médico 2: Vamos, seguid, seguid, hay que reanimarle.

Médico 3: Ha perdido mucha sangre.

Médico 4: Casi no puede respirar. ¡Vamos al hospital!

Se llevaron urgentemente a Jorge al hospital, en camilla en inconsciente. Mientras tanto Machoke seguía gritando sobre el ring y celebrándolo.

Machoke: ¡¡VAMOS!! ¡QUIEN SE ATREVE A PELEAR AHORA! ¡QUIEN ME QUIERA PEGAR ACABARÁ IGUAL! ¡QUE SE LO PIENSE MI PRÓXIMO RIVAL! ¡¡NO TENGO PIEDAD!!

FIN DEL RECORDATORIO

Georges: Eso fue demasiado humillante para mí. Ahora, otros boxeadores a los que hundisteis su carrera y yo nos hemos compinchado para acabar con vosotros, no sin antes torturaros.

Machoke: ¡CABRONES!

Machoke lanzó un puñetazo entre los barrotes de la celda, pero Georges le esquivó.

Georges: Buen intento... Llevamos meses tramando este plan. Ahora soy otro hombre.

Georges se quitó la camiseta. Ahora estaba mucho más musculado. Machoke y Marcial comenzaron a asustarse.
Gst

El nuevo y temible Georges.

Machoke: Uf...

Georges: ¿Qué pasa? ¿Ahora quién va a destrozar a quién?

Georges chocó sus puños y amenazó con entrar a la celda a pegarles, pero se puso la camiseta y se marchó.

Lucario: Tíos... estamos muy jodidos. Ha sido un placer haberos conocido. Es el final, pero siempre os recordará todo el mundo como los dos hombres más fuertes de la historia, incluso más que yo.

Luego les visitó otro luchador.

Marcial: ¡Álvaro!

Ben: Llámame Ben. Recuerda por qué te odio.

BREVE RECORDATORIO

Comenzó el primer asalto, y Álvaro estaba dominando claramente. Le estaba dando una buena paliza a Marcial, que comenzaba a sangrar.

En el segundo asalto seguía igual. Marcial no respondía, sangraba pero no llegaba a quedar KO.

En el tercer y cuarto asalto siguió la brutal paliza a Marcial, que tenía un rostro casi irreconocible.

En el quinto asalto, hasta la mitad del asalto era más de lo mismo, hasta que a Álvaro le dio un calambre en la pierna, cayó al suelo y no se podía levantar. Pero Marcial tampoco podía moverse casi, porque estaba sangrando.

Lucario: ¡VAMOS! ¡¡LEVANTA Y GOLPÉALE ANTES DE QUE ACABE EL ASALTO O SE RECUPERARÁ!!

Marcial hizo uso de su poderío físico y se levantó. Sacó fuerzas de flaqueza y comenzó a patearle la cara. Después, se echó para atrás, cargó su puño derecho y...

Marcial: ¡¡¡¡REVIENTALO!!!!

... se lanzó sobre Álvaro e impactó de lleno. Su cara le rebotó contra el suelo, perdió dientes y se podía decir que Marcial le había partido la cara, literalmente.

Árbitro: ¡Está KO!

Marcial celebró la victoria, mientras atendían a Álvaro.

FIN DEL RECORDATORIO

Ben: Muy machote tú pegándome lesionado, ¿no?

Marcial: A ver imbécil, no es mi culpa que te hayas preparado mal. SÁCAME DE AQUÍ Y TE PARTO LA CARA EN IGUALDAD.

Machoke y Lucario intentaron silenciar a Marcial, pero no se cayó.

Marcial: NO ME VAIS A CALLAR, NOS VAN A MATAR DE TODAS FORMAS, PUES PREFIERO DESPEDIRME SABIENDO QUE SOY MEJOR QUE ÉL, ANTE TODO EL HONOR.

Ben: ¿Mejor que yo?

Ben también se quitó la camiseta y mostró sus evolucionadísimos músculos, que sorprendieron a todos.
Bh

El increíble Ben

Marcial: ¿QUÉ TE CREES, FLIPAO?

Marcial también se quitó la camiseta en un arrebato de honor y sacó músculos.

Marcial: NO COMPARES ESTOS MÚSCULOS CON LOS TUYOS!

Ben: Eh, te noto alterado, disfruta de tus últimos minutos en vez de compararte conmigo.

Marcial, furioso, lanzó su camiseta, con la mala suerte de que cayó fuera de la celda. Ben la cogió y se fue con ella en la mano.

Lucario: Marcial, no hagas tonterías. Ahora vas a pasar frío.

Marcial: Me da igual. Entonces apareció otro viejo amigo, Saúl. Tanto Machoke como Marcial habían peleado con él.

Marcial: Vaya, me extraña que sigas vivo.

Saúl: Sí... No como vosotros en poco tiempo, ratas asquerosas. Ahora pagareis por lo que me hicisteis.

BREVE RECORDATORIO

Machoke y Marcial comenzaron a llevar a Saúl contra las cuerdas. Marcial comenzó a golpearle en el abdomen, pero solo para distraerle. Saúl se protegió la zona del abdomen, momento que Machoke aprovechó para darle un brutal puñetazo en toda la cara que le dejó inconsciente, ero la pelea no había terminado, porque las peleas acaban cuando un contrincante se rinde o está inconsciente en el suelo, pero la pelea no había terminado, porque aunque Saúl estaba inconsciente no estaba en el suelo: había caído en las cuerdas.

Árbitro: ¡Está apoyado en las cuerdas! ¡Que siga el combate!

Saúl no hablaba, ni se movía. Solo sangraba, inconsciente, y no podía rendirse porque no podía golpear el suelo. La pelea estaba ganada para Machoke y Marcial, pero aun no había terminado. Muchos espectadores giraron la cabeza para no verlo, porque sabían que iban a presenciar una brutal paliza.

Machoke: ¡¡TE DAREMOS TU MERECIDO!!

Machoke y Marcial se acercaron a él y comenzó la paliza. Machoke cargó cada uno de sus puñetazos y se lo propinó en la cara con una fuerza sobrehumana. Marcial hizo lo mismo. El rostro de Saúl ya era irreconocible, no paraba de sangrar, tenía una ceja partida, un pómulo destrozado, los ojos morados, la nariz destrozada... Pero la pelea seguía.

Machoke: ¡¡NO VA A QUEDAR NI RASTRO DE TU CUERPO!!

Dejaron de centrarse en la cara y comenzaron a golpearle el torso. Le dieron puñetazos y patadas a los pectorales y abdominales, y también varias patadas a las piernas. Le sangraban las rodillas, y tenía el cuerpo completamente lleno de moratones enormes, pero seguía contra las cuerdas.

Machoke: Marcial, déjame un segundo.

Marcial se apartó y Machoke se alejó hacia la cuerda contraria. Se acercó hacia él corriendo y le propinó un BESTIAL PUÑETAZO A LA CARA con salto incluido. La sangre saltó hasta la última fila de las gradas, junto con algún diente que todavía le quedaba, incluso los de la última fila escucharon cómo crujía esa nariz desviada hacia un sitio no habitual. Tanta fuerza tenía el puñetazo que Saúl cayó al otro lado del ring de cabeza. Por fin estaba inconsciente en el suelo, y ya había acabado el combate. El público ovacionaba a Machoke y Marcial, mientras que los sanitarios atendían rápidamente a Saúl y le llevaban en ambulancia al hospital.

Médico: Está muy grave, Rápido, o no sobrevivirá.

FIN DEL RECORDATORIO

Marcial: Esa paliza fue divertida, ¿eh?

Machoke: Calla, Marcial...

Marcial: Oye, la nariz todavía te la veo un poco torcida, ¿no debilucho? ¿Quieres que te la vuelva a recolocar de un puñetazo?

Saúl: Habla todo lo que quieras, son tus últimas palabras. Por cierto musculitos, ¿y tu camiseta?

Marcial: ¡Devolvédmela cabrones!

Saúl: Oh, no quiero que pases frío en tu celda, toma la mía.

Saúl se quitó la camiseta y exhibió sus enormes músculos.
Sca

El nuevo Saúl, mucho más fuerte que el que fue vapuleado por Machoke y Marcial

Saúl: Es broma, solo quería presumir de cuerpo, que por algo me lo he trabajado estos meses.

Saúl se volvió a poner la camiseta y se marchó.

Machoke: Tíos... Están muy fuertes, esto va a doler.

Lucario: Es ridículo la de horas de gimnasio que han echado solo para matarnos...

Por último, les visitó Badr Hari.

Lucario: ¡Sabía que estabas detrás de todo esto! ¡Asesino! ¡Ya intentaste matarme aquella vez!

Machoke y Marcial notaron el miedo en las palabras de Lucario.

BREVE RECORDATORIO

Lucario al principio no atacó. Badr le lanzó rodillazos, codazos, puñetazos y patadas a Lucario, que las esquivó todas a la velocidad del rayo. Lucario aprovechó uno de los esquivos y le dio un puñetazo en el estómago. Aunque los abdominales de Badr parecían pura fibra indestructible, Lucario le hizo mucho daño. Badr se echó para atrás y posó sus manos en el estómago para aliviar el dolor. Lucario aprovechó que Badr estaba indefenso, se acercó a él, y le pegó un brutal puñetazo a la cara. Mientras Badr caía al suelo brutalmente, su tabique nasal se desvió con un potente crujido, notó que había perdido varios dientes y liberó un chorro de sangre por la boca y otro por la nariz. Cayó al suelo boca abajo, y pocos segundos después, la zona de su alrededor estaba rodeada de sangre. Estaba KO.

Machoke: ¡VAYA PALIZA!

Marcial: ¡SE LO HA CARGADO CON SOLO DOS GOLPES!

Lucario sonreía levemente. Vio que un grupo de médicos posaba a Badr en una camilla y se lo llevaba al hospital.

FIN DEL RECORDATORIO

Marcial: ¡Cobarde! ¡Asesino!

Badr Hari metió la mano en su bolsillo, sacó una pistola y apuntó a Marcial, que se calló. 20 tensos segundos después, se guardó la pistola.

Badr: Oh, tranquilos. No os mataremos usando armas. Usaremos nuestros propios puños, somos boxeadores.

Badr se fue y les dejó en la celda toda la noche.

Badr: Mañana nos ocuparemos de vosotros.

CAP 45: ES EL FINALEditar

Esa noche, hablaron largo y tendido.

Lucario: Chicos, es el final. Ha sido un placer conoceros, pero mis años de vida acaban aquí.

Machoke: Los nuestros también.

Lucario: No, los vuestros no.

Lucario tramó un plan.

Lucario: En caso de que entren todos a matarnos, conseguiré que todos vengan a por mí. Mientras tanto, vosotros debeis correr y huir. Teneis que salvar vuestras vidas.

Marcial: ¡No te dejaremos!

Lucario: ¡Si! ¡No quiero que me ayudeis!

Lucario acabó convenciéndoles de que era lo mejor. A la mañana siguiente, abrieron las puertas de la celda y Georges, Badr, Saúl y Ben entraron.

Badr: ¡Es el final!

Fue Lucario quien se lanzó hacia ellos para distraer su atención.

Badr: ¡Matadlo!

Todos comenzaron a vapulear a Lucario mientras Machoke y Marcial se escaparon. Machoke echó la vista atrás cuando ya estaba casi fuera de la cárcel y vio cómo Lucario caía noqueado al suelo, y le pisaban la cabeza.

Machoke: ¡¡NOOOO!!

Marcial: ¡¡¡¡¡¡NOOOOOOO!!!!!!

Lucario ya era historia. Machoke y Marcial se habían salvado, pero habían matado a Lucario. Por primera vez en mucho tiempo, Machoke y Marcial lloraron. Denunciaron lo sucedido a la policía y encarcelaron a los 4 boxeadores que habían matado a Lucario durante un tiempo. Una semana después, ya lo tenían un poco más asumido.

Machoke: Toca aprender a sobrevivir sin Lucario.

Marcial: A él le gustaría que fuésemos aún más fuertes y sigamos peleando.

Machoke: Sí, ¿pero que más podemos hacer ahora?

Marcial: No sé, tenemos que demostrar nuestra fuerza, pero... ¿cómo? En peleas lo hemos ganado todo.

Machoke: Pero nunca es suficiente.

Marcial: ¿Vamos al gimnasio?

Machoke: Vale.

Pasaron la tarde poniéndose fuertes en el gimnasio. A la salida, le robaron el móvil a Marcial. El ladrón echó a correr y Marcial le persiguió.

Marcial: ¡Tú no sabes quién soy yo!

Marcial corrió mucho más rápido que el ladrón y se abalanzó sobre él. Le tiró al suelo y le dio puñetazos en la cara hasta hacerle sangrar. Luego cogió su móvil y le dejó tirado en el suelo. Al llegar a casa, hablaron sobre su propia fuerza.

Marcial: ¿No sientes como que el boxeo te da mucha seguridad en la calle?

Machoke: Sí, muchísima, ya nadie me da miedo, porque sé que puedo ganar una pelea a cualquiera, pero también hay que tener cuidado de no pasarnos.

CAP 46: UN NUEVO RETOEditar

Era una calurosa tarde de verano, y Machoke y Marcial se habían pasado el día entero entrenando en el gimnasio que tenían en el piso bajo de su casa.

Marcial: ¿Te apetece que bajemos a dar una vuelta? Hace mucho calor aquí.

Machoke: Va.

Machoke se vistió. Se puso una camiseta blanca que le quedaba pequeña y ajustaba mucho sus músculos, y unos pantalones cortos.

Machoke: Yo ya estoy, venga tío, vístete.

Marcial: Ya estoy vestido.

Machoke: Pero si vas en calzoncillos...

Marcial: Lo sé, hace calor. Además, este cuerpo hay que lucirlo de vez en cuando.

Machoke: Pero si te pasas el día sin camiseta.

Ambos rieron y dieron un paseo. Ese día las chicas le pidieron a Marcial más fotos que nunca, y algunas le tocaban como unas locas. Marcial se sentía querido, y eso a él le encantaba.

Al día siguiente, les llegó un correo. Era la organización de los Juegos Olímpicos de la Juventud. El correo explicaba que eran unos JJOO para chavales de entre 16 y 18 años, con participantes en muchos deportes. Ellos eran algunos de los elegidos para representar al boxeo, puesto que tenían 18 años. Se hacían competiciones de todos los deportes y cada una era ganada por un deportista masculino y uno femenino.. Machoke y Marcial obviamente aceptaron. Entrenaron duro durante un mes y fueron a la aldea en la que convivirían con el resto de deportistas. Era muy lujosa, y había numerosos gimnasios y una enorme piscina. En el centro había una plaza y una discoteca. Los participantes estaban separados en diferentes deportes y había un enorme chalet para cada uno. El chalet de los boxeadores contaba, además, con un ring y un saco de boxeo que el resto de chalets no tenían. En la explosiva Ceremonia de Inauguración, nombraron a todos los deportistas que participarían.

Gimnasia:

- Giarnni Regini-Moran

- Alec Yoder

- Nikita Nagornny

Natación:

- Jordy Groters

Halterofilia:

- Mirko Zanni

- Sadrettin Gedik
Datos

Los deportistas que lucharán por ser los campeones de los Juegos Olímpicos de la Juventud.

Boxeo:

- Machoke

- Marcial

- Rufat Huseynov

- Alain Limonta Boudet

- Ablaikhan Zhussupov

- Shakur Stevenson

- Daniel Asenov

- Luka Prtenjaca

- Vegar Berk Tregren

Salto de trampolín:

- Alexis Jandard

- Pylyp Tkachenko

Lucha libre:

- Agustín Destribats

- Karan Mosebach

Esta vez iban a convivir durante 1 mes todos los deportistas, es decir, ninguno sería eliminado. En el centro de la aldea había un gimnasio enorme que podían usar todos los deportistas. Los deportistas se agrupaban en pequeñas habitaciones, algunas más grandes que otras. Por ejemplo, los 9 boxeadores vivían en la misma habitación, que era mucho más grande que los luchadores que eran solo dos. Además, las chicas también participaban, pero no junto a los chicos, ya que hay un ganador masculino y uno femenino. Los juegos se disputaban durante el verano, por lo cual hacía un calor increíble y no había ni ventiladores ni aire acondicionado. Enseguida todos se quejaron de esto y hablaron entre ellos en su habitación para empezar a conocerse.

Rufat: Qué calor hace, ¿no?

Ablaikhan: Pues sí, vaya cagada no poner aire acondicionado ni ventilador...

Todos se quitaron la camiseta y poco después los pantalones para quedarse en calzoncillos. Estuvieron un rato bromeando y hablaron de temas variados, como el número de campeonatos que habían ganado, cómo llevaban la fama o sus entrenamientos. No tenían gran cosa de la que hablar, así que empezaron a hacer flexiones hasta que les llamó un miembro de la organización.

Organización: Vestíos inmediatamente e ir a la plaza. Conoceréis a vuestros rivales de otros deportes e incluso a las chicas. 

En la plaza ya estaban el resto de jovenes chicos. Notaron que todos iban vestidos con la ropa perteneciente a su deporte, excepto ellos mismos, porque no les habían dicho nada. Se saludaron y charlaron esperando a que llegasen las chicas.

Nikita: Estáis deseando lo mismo que yo, ¿verdad?

Shakur: Sí...

Giarnni: Que ojalá estén muy buenas las tías.

Todos rieron y las vieron venir de lejos. Empezaron a comentar lo guapas que eran, pero uno les llamó la atención a todos: se llamaba Jessica y les tenía a todos babeando.

Alec: ¡Jessica está tremenda! ¡Vaya físico!

Marcial sintió amor a primera vista, y pensó que era la mujer más sexy que había visto en su vida. Él es muy ligón, pero se sintió muy cortado incluso para ser él y no se acercó.

Ellos intentaban ligar con ellas, pero a menudo eran rechazados. Luego se fijaron en que estaban todas las chicas guapas alrededor de Jordy, el único chico que había de natación y que estaba en un corto y apretado bañador, puesto que había que ir vestidos como van vestidos al hacer su deporte, pero solo Jordy Groters se había enterado de esto e iba enseñando los músculos mientras que el resto iban vestidos con ropa normal.

Lisa: Uffff qué cuerpo...

Todas le rodeaban y le tocaban. Alguna incluso aprovechaba para tocarle el paquete a Jordy, pero a él no le molestaba sino que le gustaba porque estaban todas muy buenas. Quedó con varias de ellas para que le visitaran esa noche en su caseta para tener algo de sexo. A Machoke no le gustaba este ambiente, pero era obvio que con tantos adolescentes iba a acabar siendo más importante ligar y hacer el amor que el deporte. Marcial se estaba empezando a cabrear porque ninguna chica le hacía caso, cogió a Jordy y lo apartó.

Marcial: Escucha tío, o te relajas un poco con las chicas o este puño te lo comes.

Jordy: Jajajajajajajaja, me vas a pegar tú a mí?

Marcial cogió a Jordy del cuello y le miró a los ojos.

Marcial: Soy boxeador.

Jordy sintió un escalofrío de terror pero le plantó cara.

Jordy: ¿Sabes lo que me importa que seas boxeador? Esto.

Jordy se agarró el paquete con la mano e hizo un gesto obsceno a Marcial. Luego se fue, dejando a Marcial con ganas de partirle la boca.


CAP 47: LA MEJOR NOCHE DE MARCIALEditar

Marcial no dejó de intentar ligar con alguna, pero todas le ignoraban. De reojo, seguía mirando a Jessica y a su perfecto cuerpo, el más perfecto que había visto en su vida. Además, observó cómo ella les rechazaba a todos.

Rufat: Hey, ¿te vienes esta noche a mi cabaña?

Jessica: Aléjate, baboso.

Mirko: ¿Y esta chica tan guapa?

Mirko intentó tocarla el culo y recibió un bofetón en la cara.

Jessica: ¡Largo!

Durante toda la ceremonia, todos los chicos intentaron sin éxito seducir a Jessica. Marcial había analizado cada centímetro del cuerpo de Jessica y consideraba que era perfecta, por lo que decidió atacar, pero estaba muy nervioso.

Marcial: No esperaba encontrarme una chica tan guapa por aquí.

Jessica: De verdad, tengo novio, no me interesais ninguno.

Marcial se acercó mucho a ella hasta que sus penetrantes miradas azules chocaron a pocos centímetros de sus caras.

Marcial: ¿Estás segura de que no te intereso?

En ese momento Marcial se levantó la camiseta para enseñar a Jessica sus marcadísimos abdominales, ante la mirada de todos los presentes. Ella no pudo evitar su cara de sorpresa ante tan perfecto cuerpo.

Jessica: Bueno...

Marcial: ¿Y bien?

Jessica: No estás mal, pero no hace falta que hagas fuerza para que se te marque la tableta para sorprenderme.

Marcial: No estoy haciendo fuerza, ¿quieres que la haga?

Marcial comenzó a concentrar toda su fuerza en su abdomen, y sus abdominales se marcaron más que nunca, causando excitación en Jessica, que comenzó a tocar su tableta con sus manos.

Jessica: ¿Estás duro, eh?

Marcial: Como el acero, ¿te gusta lo que tocas?

Jessica afirmó con la cabeza y se lanzó a besar a Marcial, que aprovechó para agarrarla del culo delante de todo el mundo.

Jessica: Para, para, mejor vamos a tu habitación.

Marcial había conseguido conquistar a Jessica y todos la envidiaban. Se la llevó a la habitación y cerró la puerta con cerrojo.

Marcial: Solo me quieres porque me encanta mi cuerpo...

Jessica: Tienes razón, ¿pasa algo?

Marcial: No, porque esa es la misma razón por la que te quiero yo a ti.

El ambiente se calentó rápidamente y no tardaron en quitarse la ropa para mantener relaciones.

Marcial: Disfruta de mi cuerpo porque nunca vas a volver a probar un cuerpo así.

Jessica: De eso estoy segura.

Marcial estaba muy orgulloso de haberla seducido rápidamente y más aun teniendo novio. No tuvieron sexo solo una vez, sino en repetidas ocasiones. La atracción física y sexual entre ambos era máxima e insuperable, ninguno de los dos había sentido nunca tanto placer. Pasaron las horas rápidamente, anocheció, fue la hora de cenar e incluso entró la madrugada, pero Marcial y Jessica seguían solos en la habitación haciendo el amor como animales. Todos sabían lo que estaba pasando y ninguno quería entrar a la cabaña. Sin embargo, ya se acercaba la hora de dormir y los boxeadores se pusieron de acuerdo para interrumpirles. Llamaron a la puerta, que estaba cerrada.

Jessica: No hagas caso y sigue.

Ambos se estaban besando y acariciándose mutuamente, pero volvieron a llamar.

Alain: ¡Abre!

Marcial se desconcentraba con los golpes y Jessica lo notaba.

Marcial: Espera... creo que voy a abrirles.

Jessica: ¡No! Sigamos...

Jessica le besaba y acariciaba con más pasión para que Marcial solo le hiciera caso a ella, pero volvieron a llamar y a gritar que abrieran.

Marcial: Voy a abrir.

Jessica: Espera, tú no vas a ninguna parte.

Para convencerle y que no le dejara a medias, Jessica dejó de besarle en la boca. Comenzó a besarle el cuello, siguió bajando hacia sus pectorales, los pezones, y los abdominales que a ella tanto le gustaban.

Jessica: No hace falta que pongas dura la tableta para impresionarme, ya sabes que a mí me encanta.

Marcial: No la estoy poniendo dura.

Marcial decía la verdad, lo cual sorprendió a Jessica para bien y aumentó el deseo que tenía por sus abdominales. Sin embargo, para que Marcial no se fuera, siguió bajando hacia abajo por su cintura, su pubis, abrió la boca y... volvieron a llamar.

Marcial: ¡Tengo que abrir! Así no hay quien disfrute de esto.

Jessica se quedó como una tonta de rodillas con la boca abierta, mientras que Marcial se acercó a la puerta completamente desnudo y la abrió, visiblemente excitado.

Marcial: ¿Qué coño queréis?

Daniel: Tío, estás en bolas, ponte unos calzoncillos o algo.

Marcial: No, me la suda, estoy orgulloso de mi cuerpo y no tengo ningún complejo, ¿algún problema? ¿Tienes envidia o quieres verme el culo también?

Daniel: Chaval, a mí no me vaciles que te reviento.

Daniel se lanzó a por Marcial, le empujó y este le iba a pegar cuando el resto de boxeadores se metieron por medio para que no hubiera problemas mayores. No obstante, algunos increparon a Marcial porque este no les quería dejar entrar para dormir.

Marcial: Mirad chavales, esta de aquí abajo está disfrutando más que nunca así que no me vais a fastidiar la noche, buscaos la vida, no es mi culpa que me esté acostando con la tía que os mola a todos.

Marcial cerró la puerta en las narices de todos sus compañeros, que estaban enfadadísimos, pero el cansancio hizo que dejaran de insistir y durmieron malamente en la calle. Marcial volvió con Jessica y siguieron con lo suyo sin parar durante toda la noche. Eran ya las 8 de la mañana cuando empezó a amanecer.

Jessica: Joder niño, estás demasiado bueno, es que no puedo parar.

Marcial: Lo mismo digo.

Se dieron cuenta de que llevaban ya unas 15 horas haciendo lo mismo y que es posible que tuvieran algún problema de adicción, así que se separaron e intentaron dormir tras pasar la mejor noche de sus vidas. Durmieron poco y sobre las 11 ya estaba sonando la música para que todos se despertaran y fueran a competir. A estas alturas, Marcial tenía a todos sus compañeros boxeadores en su contra, pero eso no impidió que Marcial y Jessica volvieran a tener otra experiencia sexual antes de ir a competir.

CAP 48: LA COMPETICIÓNEditar

El torneo consistía en competir en una serie de deportes. Al final del torneo, se sumarían todos los resultados obtenidos para decidir quién es el ganador de la competición, es decir, el deportista más completo. La lista de deportes es:

- Fútbol.

- Halterofilia.

- Natación.

- Boxeo.

- Gimnasia artística.

- Salto de trampolín.

- Lucha libre.


Día 1. Fútbol

Presentador: ¡Bienvenidos a la primera prueba de los JJOO de adolescentes! ¡Hoy comienza la primera prueba, el fútbol!

Todos los deportistas serían mezclados aleatoriamente formando diferentes equipos. Cada uno de los integrantes del equipo ganador de todas las rondas sumaría un punto. A Machoke y Marcial les tocó separados. A estas alturas del día, Marcial todavía no había tenido ningún tipo de contacto con sus compañeros boxeadores, que le detestaban. En el vestuario, con su habitual chulería y prepotencia, se autoproclamó capitán del equipo.

Marcial: Ah, y yo también tiraré los penaltis.

Agustín: ¿Y por qué tú? Yo quiero tirarlos.

Marcial: Lo tiro yo porque yo quiero, ¿entendido?

Agustín: No, no me parece bien.

Marcial se empezó a cabrear porque no le daban la razón.

Marcial: Mira tío, te voy a enseñar por qué lo tengo que tirar yo.

Agustín se puso frente a Marcial, que cargó una brutal patada de kick boxing y la descargó en su cara con todas sus fuerzas, con un golpe seco. Se escuchó cómo la mandíbula de Agustín se rompía en el acto, y este cayó violentamente al suelo inconsciente, con media cara inflamada. Hubo un tremendo silencio en el vestuario.

Marcial: ¿Alguien más quiere dar su opinión y acabar igual que Agustín?

El silencio se mantuvo. Los médicos se llevaron a Agustín al hospital de urgencia, y este no se pudo recuperar para participar en el resto de los JJOO. Un suplente jugaría en su lugar.

En el estadio, Machoke jugó el primer partido, y lo ganó dando una asistencia. El público era espectacular, unas cien mil personas llenando el estadio y animando y gritando en todo momento.

Marcial flipó cuando salió al campo. La primera parte transcurrió sin incidencias. En la segunda, hubo un penalti y Marcial lo tiró.

Marcial: Se va a cagar el portero.

Marcial cargó la pierna con todas sus fuerzas y disparó el balón a una velocidad sobrehumana. El portero lo paró a la altura del estómago, pero la fuerza desmedida hizo que el balón le golpease y ambos volasen hacia dentro de la portería, rompiendo la red del fondo y saliendo disparados detras de la portería. Marcial empezó a celebrarlo como loco y, cómo no, se quitó la camiseta para exhibir sus músculos. Se acercó a la zona de fotógrafos y flexionó los músculos a la vez que se disparaban miles y miles de flashes sobre él. Al día siguiente sería portada de todos los periódicos y revistas y habría millones de chicas del mundo enamoradas de él, puesto que la popularidad de los Juegos Olímpicos es máxima globalmente.

Marcial: ¡VAMOOOOOOOOOS!

Se reanudó el partido y Marcial quiso seguir jugando sin camiseta para exhibirse, pero el árbitro se lo prohibió. Sin embargo, Marcial no le hacía caso y seguía sin ponérsela. Estuvo hasta 5 minutos así, pero el árbitro le amenazó con expulsarle, así que se la puso. Marcial llevaba todo el partido molestando a sus rivales siempre que podía, empujando o dando puñetazos en el hígado en jugada como córners sin que el árbitro le viese. En una falta cercana al área, Marcial pegó un puñetazo a Daniel, el boxeador con el que discutió la noche anterior.

Daniel: Escucha chaval, yo no soy como el resto.

Daniel devolvió el puñetazo en el estómago a Marcial.

Marcial: Ah, tú eres el que anoche quería pelea, ¿no? Venga, vamos a pegarnos, dale.

Marcial se empezó a acercar a Daniel y se quitó la camiseta.

Daniel: Pero tío, ¿qué narices haces quitándote la camiseta? No hace falta que te la quites para pelear, ¿no te das cuenta de que cuando te la quitas cada segundo lo único que haces es demostrar lo patético que eres?

Marcial: Mira tío, tengo un cuerpo perfecto (señala su cuerpo) y lo enseño para que todo el mundo lo vea, ¿vale?

El revuelo había llamado la atención del árbitro, que vio como Daniel y Marcial se enzarzaban en una brutal pelea. Entre los 20 jugadores restantes lograron separarles, tras un violento intercambio de golpes. El árbitro sacó tarjeta roja a los dos, los rivales de Marcial remontaron el partido y el equipo de Marcial acabó perdiendo 2-1, así que quedaron eliminados. Sin embargo, el equipo de Machoke ganó todos los partidos y el torneo, con algunos goles de Machoke, así que este sumó un punto a su casillero.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.